LO QUE EL TIEMPO SE LLEVO (Nota II)

Juan Carlos Pérez Rodríguez

Ver Primera Parte.

                       ORIENTAL

            La mayoría de los historiadores se han puesto de acuerdo en situar los orígenes del ajedrez en la India hacia el 570 ac.  Además de Thomas Hyde, a cuya obra ya nos hemos referido, no podemos dejar de mencionar a Duncan Forbes (1798-1868), doctor en leyes, que estuvo viajando por más de tres años por distintos lugares de India, aprendiendo la lengua y nutriéndose de las leyendas legadas de remotos tiempos, tratando de discernir verdades de fantasías.  Sus conclusiones las volcó en “Observations on the origin and progress of chess”, Londres  1852.

             En un pasaje de esta obra se detiene en mencionar a Warren Hasting (1732-1826), el primer gobernador inglés (1774-1784) en India, a quien destaca como un vigoroso ajedrecista que gustaba de jugar partidas contra dos o tres rivales que se consultaran, mostrándose imbatible.  También sugiere que dada su pública afición, pudo haber utilizado los barcos de carga que transportaban té, algodón y azúcar a la capital del imperio, para remitir -además de documentación- jugadas de ajedrez dirigidas a Sir John Howard (deducimos que se refiere a un filántropo que asesoraba al Parlamento en materia de salubridad carcelaria), quien cuando respondía con una movida inferior, lo censuraba y le permitía cambiarla.   

                      CURIOSIDAD

            La primera mención al ajedrez por correspondencia en una obra literaria se la debemos al prolífero novelista alemán Johann Paul Richter (1763-1825) que escribió “Die unsichtbare loge” (La logia invisible), un curioso libro aparecido en 1793.

            En el primer capítulo describe la fantástica psicología de su héroe, un amable inspector forestal llamado von Knör  enamorado del ajedrez que   sin objetar el costo,  comienza a jugar por correspondencia con un noble caballero de Zwolle, en el reino de los Países Bajos.  Y también se atreve a desafiar por el mismo medio al “Turco”, el extraño autómata mecánico construido por el ingeniero  Wolfgang von Kempelen, por entonces residente en Leipzig.

                        RECOPILACION

              La reseña inicial de partidas completas jugadas a distancia se la debemos a Friedrich Wilhelm  von Mauvillon (1774-1851), oficial del ejército holandés.

              En 1804 Mauvillon se encontraba acuartelado en La Haya y presumiblemente por disponer de más tiempo libre del que podía utilizar, convino con otro amigo militar acantonado en Breda (ambas ciudades están separadas por  unos 60 Km.), a jugar tres partidas por correspondencia.  El desarrollo de las mismas permaneció por varios años mezcladas entre sus papeles.  Ya retirado como Teniente coronel, escribe un libro acerca de su carrera ajedrecísitica  “Anweisung für erlernung des schachspiels” (Instrucciones para aprender a jugar al ajedrez), Essen 1827.  Aquellos viejos juegos fueron desempolvados y aparecen en las pag. 373 a 375.  Estas partidas sólo tienen un valor histórico, ya que tanto Mauvillon como su adversario eran jugadores de inferior categoría y algunos de sus movimientos son imposibles de reproducir según la reglamentación moderna.  Infortunadamente tampoco identificó a quien jugaba con blancas y quien con negras.

                        DESARROLLOS

                      El primer juego comenzó con la Apertura del centro (1.e4 e5,  2.d4), una antigua línea utilizada por Polerio y Stamma, donde las negras  tras lograr la iniciativa, optaron por simplificar material, lo que provocó que no sólo perdiera esa ventaja sino posibilitó que las blancas tuvieran un peón libre que sería determinante.   La segunda fue con la apertura Alfil rey (1.e4  e5,  2.Ac4 Ac5) con la inusual continuación 3.d3, que luego se emplearía en Winawer-Rosenthal, Londres 1883.  Después de 49 movimientos, el juego es interrumpido y posteriormente finalizado frente al tablero : las negras , que tenían mejor posición, sacrificaron algunos peones y terminaron por aceptar tablas.  La partida restante también comenzó con la desacostumbrada   1.e4  e5,  2.d3.  Las  negras, luego de perder una torre, continuaron penosamente hasta el movimiento 45 cuando se resignaron.

             Resulta propicio asumir que las curiosas aperturas utilizadas no fueron seleccionadas para lograr rutas ventajosas sino se le debe atribuir a la inexperiencia teórica de los protagonistas.  Estas partidas fueron publicadas 23 años después del histórico match Londres-Edimburgo, que resultan incomparables pues en este caso se realizaba en consulta entre varios fuertes aficionados.

             Una breve biografía de Mauvillon fue publicada por A.J.van der Aalst en su “Biographisch woordenbock der Nederlanden”, Harlem 1869, donde se indica que fue incorporado a la Sociedad Literaria de Leyden.  Descontamos que tal honor no es el resultado de sus juegos de ajedrez. 

                                                                      1° PARTIDA

1.e4, e5;  2.d4, Df6;  3.d5, Ac5;  4.Ch3, d6;  5.f3, Ah3;  6.gh3, c6;  7.c4, a5;  8.Cc3, Ca6;  9.a3, h6;

10.Dd3, Ad4;  11.Ca4, Ce7;  12.Ad2, Cc5;  13.Cc5, Ac5;  14.Ae3, Ae3;  15.De3, c5;  16.Db3, 0-0;

17.De3, Cg6;  18.Tg1, Cf4;  19.0-0-0, Cg6;  20.Td2, Df4;  21.Df2, h5;  22.Rb1, Ch4;  23.Dg3, g6;

24.Td3, a4;  25.Ae2, Rh7;  26.Ra2, Tfb8;  27.Tb1, b5;  28.cb5, Tb5;  29.Ad1, Tb6;  30.b3, ab3+;

31.Ab3, Tab8;  32.Df4, ef4;  33.Ac2, Cg2;  34.Tdb3, Tb3;  35.Tb3, Tb3;  36.Rb3, Ce1;  37.Ad1, Cd3;

38.h4, Rg7;  39.Rc3, Ce5;  40.a4, Cd7;  41.a5, Cb8;  42.Rc4, Ca6;  43.Rb5, Cb4;  44.e5, Cd5;

45.ed6, Cc3+;  46.Rc5, Cd1;  47.d7.  (1-0)

                       MALOGRADO

            Llegamos al histórico año 1823, fecha en que la idea de jugar un match internacional cobró forma real.  Europa estaba en paz; el gran Corso había muerto apenas dos años atrás y el ambiente era favorable para los esparcimientos del espíritu.  No es de extrañar por lo tanto que en las últimas semanas del año las autoridades del  Cercle d’echecs de París, fundado dos años antes por Louis de Labourdonnais (1797-1840) en el célebre “Café de la Régence”,  retara al London Chess Club, el más fuerte de Inglaterra, a disputar dos partidas por correo o mensajero especial.

            Luego de alguna dilación (Labourdonnais habla de tres meses en un artículo escrito para “La Palaméde”, 1836) Londres responde aceptando el desafío y que los franceses enviaran su primera jugada en una partida y ellos la responderían conjuntamente con su movida inicial en la otra.  Sugieren fijar un premio de cinco guineas por juego.  Calcularon que si los movimientos son remitidos regularmente por correo postal no se extenderían más allá de 20 meses.   También previeron el costo – si fuera necesario- de apelar a un responsable que se ocupara de llevar personalmente las misivas en caso de una interrupción postal fortuita.

                                                                                  

 

                                                                                                                  

Sobre Enrique Ferreiro García 813 artículos
Tiene más de 30 años de experiencia en el Ajedrez por Correspondencia, donde además de jugador, ha fungido como árbitro y directivo. Es Presidente de la Delegación Provincial de Ajedrez Postal en la provincia Las Tunas, Cuba. Ostenta los títulos de Experto Provincial de Ajedrez en Vivo y Maestro Nacional Senior, máximo título que confiere la Federación Cubana de Ajedrez Postal (FECAP). Se proclamó decimocuarto Campeón Cubano de Ajedrez Postal en 2005. Artículos, comentarios y partidas suyas han aparecido en el prestigioso Informador Yugoslavo de Ajedrez y en otras publicaciones como el Correspondence Chess Review ucraniano y Telejaque, órgano oficial de la FECAP. Se dedica a la investigación histórica del ajedrez y tiene varios libros inéditos sobre el tema. Aparece en un artículo de la Enciclopedia Colaborativa Cubana Ecured en el sitio: http://www.ecured.cu/index.php/Enrique_Ferreiro

2 comentarios

Responder a https://israel-lady.co.il Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.