Rudolf Spielmann y el sacrificio de la dama

El Gran Maestro austríaco Rudolf Spielmann (1883-1942) perteneció a la escuela romántica de los maestros del pasado. En busca de la brillantez, gustaba sacrificar todo tipo de material, incluida la reina. Veamos qué nos dice al respecto:

“El verdadero sacrificio de la dama nunca es completo, sino un sacrificio parcial. La pérdida de la dama será compensada enormemente por otro material, pero no en su totalidad. Habitualmente la compensación es una torre y pieza menor y, quizás, un peón. Si son dos peones, el término sacrificio no es aplicable; debe decirse que gana torre, pieza menor y dos peones por la dama”.

En ésta ocasión presento una partida brillante comentada por el propio Spielmann. Algunos de sus cálculos y variantes no coinciden con las valoraciones de los motores de análisis actuales, por supuesto, pues la ciencia ajedrecística evoluciona; no obstante, considero muy didácticos los conceptos y explicaciones expuestos por éste grande de la historia del ajedrez.

Spielmann, Rudolf – Moller, Jorgen

Gambito del Rey [C33]

Gotemburgo, 1920

[Rudolf Spielmann]

1.e4 e5 2.f4 exf4 3.Df3 Cc6 4.c3 Cf6 5.d4 d5 6.e5 Ce4 7.Ab5 [Un intento de evitar los conocidos caminos teóricos, que continúan con 7.Axf4 Ae7 seguido de … 0–0  y … f6 a favor de las negras] 7…Dh4+ [Las negras aceptan el reto; ellas pudieron haber continuado aquí su desarrollo con 7…Ae7 etc.] 8.Rf1 g5 Diagrama:

[Ahora las negras amenazan ganar con…Ag4, más peligroso que 8…Cg3+ 9.hxg3 Dxh1 10.gxf4 después de lo cual las blancas tendrían excelentes oportunidades de ataque a cambio de la calidad perdida. Al jugar 7.Ab5 yo había contado fundamentalmente con ésta variante. La jugada del texto plantea nuevos problemas al primer jugador] 9.Cd2 [9.g3 no es factible debido a 9…fxg3 10.hxg3 seguido de…Cg3 jaque, etc.; Otras jugadas defensivas tales como 9.De2 concedería el ataque al oponente, lo que, en ésta posición, sería fatal para las blancas. El sorpresivo sacrificio de la dama es la única continuación que promete éxito] 9…Ag4 [“Gana” la dama. Las negras pudieron haber declinado la oferta con 9…Af5 Entonces sigue 10.Ad3 y se elimina el peligroso caballo. Un punto discutible resulta el hecho de si las blancas no consideraron la pérdida de la calidad luego de 10…Cg3+ 11.hxg3 Axd3+ 12.Dxd3 Dxh1 13.gxf4 gxf4 seguido de…0–0–0, etc. Las negras debieron seleccionar ésta línea de juego, pero la captura de la dama era tentadora, especialmente cuando ya las negras tienen un peón de más] 10.Cxe4 Axf3 11.Cxf3 Dh6 12.Cf6+ Rd8 13.h4 [El quid. Ciertamente las negras tienen dama a cambio de caballo y alfil, pero la jugada del texto fragmenta por completo su formación de peones, de manera tal que la pérdida de éstos no se puede evitar. En el proceso, las piezas negras pierden su sostén en tanto las blancas ganan proporcionalmente en eficiencia. Las blancas encontrarán puntos de ataque y actuarán en consecuencia; no así las piezas negras. El rey blanco está seguro, el rey negro sólo encontrará refugio mediante complicadas maniobras. Finalmente, la dama negra, gracias a la firmeza inflexible de la formación de peones blancos, no encontrará una ocupación útil durante largo tiempo y deberá agradecer el escapar ilesa de las atenciones de sus atormentadores: las piezas menores blancas. Basado en esos aspectos, decidí sacrificar. Como demuestra la secuencia, la concepción fue correcta. En concordancia con los aspectos ya mencionados, las blancas retienen excelentes perspectivas de ataque mientras las negras no tienen éxito para desarrollar un plan útil. En éste caso también encuentra confirmación el hecho que un sacrificio causa frecuentemente desorganización y falta de plan en el juego del oponente] 13…Ae7 [13…Ce7 Con el propósito de preservar el centro de peones, también era de considerar. Pero de tal manera la posición de las negras sería muy difícil ya que las blancas podrían jugar, por ejemplo 14.Ad3 y la dama negra está en peligro. En tales posiciones no se practica el análisis debido a la amplia ramificación de posibles variantes; el examen conduciría demasiado lejos. Sobre el tablero, el atacante tiene los mejores chances, contando además con la probabilidad de que su adversario no encontrará la jugada más fuerte] 14.Cxg5 Dg6 15.Cxd5 Axg5 16.hxg5 Dc2 [La dama aquí está mal colocada y en peligro de perderse. 16…Dxg5 era mejor aunque incluso así las blancas mantienen la iniciativa. Juegan 17.Cxf4 que gana un tiempo por medio de la amenaza 18.Ce6 jaque y tiene además, la ventaja que 17…Df5 puede responderse limpiamente con 18.Ad3. Con la jugada del texto, el peón despreciado desarrolla un efecto bloqueador muy fuerte. No17.Axf4 después de lo cual 17…Df5 amenazando…Ce7 sería problemático] 17.Ae2 Ce7 18.Cxf4 [Ahora las blancas, con dos alfiles y dos fuertes peones compensadores, listos para la acción inmediata, logran casi la igualdad material] 18…c5 [Estando completamente subdesarrollado, con el rey y la dama muy mal ubicados, con debilidades de peón en el flanco rey y, en adición, la amenaza de un poderoso avance enemigo, la última cosa que el negro debió haber intentado, fue abrir líneas. Además, la jugada del texto abre vía a uno de los peones contrarios más peligrosos. 18…c6 seguido de…Rc7 era imperioso] 19.Th3 cxd4 [El error decisivo. La dama debió retirarse, preferentemente a f5. Sin embargo, el juego de las negras era ya muy difícil, por ejemplo: 19…Df5 20.Tf3 cxd4 21.cxd4 Tc8 22.Ad3 Dg4 23.Ce2 etc.] 20.Td3 [La dama negra está atrapada] 20…Rd7 [Luego de la única jugada de retirada 20…Da4 continuaría 21.Txd4+ etc.] 21.Ad1 Dxd3+ 22.Cxd3 dxc3 23.bxc3 [Con la ventaja de dos alfiles y peón contra torre y posición superior, las blancas tienen ahora una partida fácilmente ganada] 23…Thd8 24.Ae2 Cf5 25.Af4 Rc7 [Acelera su caída] 26.Tb1 b6 27.e6+ Rc8 28.Ce5 1–0

Fuentes:

  • SPIELMANN, Rudolf: “The Art of Sacrifice in Chess” Ejemplo No 37, páginas 203 y 208–212, editado por G. Bell and Sons Ltd., Londres, 1935. Traducción del idioma inglés por Enrique Ferreiro García.
Sobre Enrique Ferreiro García 803 artículos
Tiene más de 30 años de experiencia en el Ajedrez por Correspondencia, donde además de jugador, ha fungido como árbitro y directivo. Es Presidente de la Delegación Provincial de Ajedrez Postal en la provincia Las Tunas, Cuba. Ostenta los títulos de Experto Provincial de Ajedrez en Vivo y Maestro Nacional Senior, máximo título que confiere la Federación Cubana de Ajedrez Postal (FECAP). Se proclamó decimocuarto Campeón Cubano de Ajedrez Postal en 2005. Artículos, comentarios y partidas suyas han aparecido en el prestigioso Informador Yugoslavo de Ajedrez y en otras publicaciones como el Correspondence Chess Review ucraniano y Telejaque, órgano oficial de la FECAP. Se dedica a la investigación histórica del ajedrez y tiene varios libros inéditos sobre el tema. Aparece en un artículo de la Enciclopedia Colaborativa Cubana Ecured en el sitio: http://www.ecured.cu/index.php/Enrique_Ferreiro

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.