Evocación de un torneo (V)

Ver partes I, II, III y IV.

Sobre el Sistema de Edgar Colle y el final de alfil contra torre.

Rojas Esteban, Ángel – Bosch Parra, Dr. José Ramón

Sistema Colle [D05]

Puerto Padre (ch), 18.06.1955

[Pedro López Paz]

1.d4 Cf6 2.Cd2 [Ángel Rojas Esteban no sólo era un caballero de la Real Orden de los Veteranos de la Mesa Cuadrada (Sir Perceval o Persifal de Gales), sino un hidalgo en todo el alcance y significado de la palabra, un hombre amistoso, honorable, respetuoso del adversario y sumamente modesto. No alcanzan los adjetivos para encomiarlo. Alto, muy delgado, ligeramente encorvado, blanca la cabellera, fumador empedernido e insuperable bebedor de café (en una ocasión confesó que había llegado a tomar ¡setenta tazas! de la infusión en un día). Conocía bastante bien varias aperturas y defensas; desarrollaba un medio juego, por lo general, lleno de complicadas maniobras, pero incisivo; en los finales mostraba su fuerza mayor. Su estilo guardaba cierta afinidad con el de Aaron Nimzowitch, maestro al que admiraba incondicionalmente. Conocía al detalle “Mi Sistema” y “La Práctica de mi Sistema”. Sus consejos eran escuela, lo mismo dentro del tablero, que fuera de él. No guardaba secretos: disfrutaba enseñar, sin reservas. Imponía respeto por su carácter suave y modales refinados; sus críticas, tan severas como justas y oportunas, siempre llegaban en el momento preciso-sabía bromear y aun cuando fuéremos sus víctimas de ocasión, se lo agradecíamos, al sentir que esas bromas, siempre inteligentes, eran muestras de amistad. Jamás se alteraba, o sabía disimular su estado emocional y dominarlo. En cualquier posición, por difícil que fuera para él, mantenía una tranquilidad imperturbable. Sus intereses creativos y artísticos primaban sobre los deportivos. Las derrotas las asimilaba con tranquilidad, aceptándolas como un resultado propio del juego, sin que le afectaran más allá de lo normal: aceptaba la victoria del rival con distinción y dignidad. En el ocaso temprano de su vida deportiva, jugaba muy de tarde en tarde-como muchos-partidas informales o amistosas; también las analizaba completas o por partes con los más jóvenes. Fue un hombre generoso. En la partida del texto tiene de oponente a un conocido y formidable jugador que siempre se mantuvo entre los punteros en el conjunto de ajedrecistas locales. El Dr. Bosch no necesita presentación pues de él hemos publicado varias de sus producciones. La jugada del texto 2.Cd2 parece un tanto extravagante, pero en el fondo persigue, con toda lógica, apartar del terreno teórico a su adversario que, por cierto, era un estudioso dedicado de la fase inicial del juego.] 2…c5 [Desde muy temprano busca la iniciativa.] 3.e3 d5 4.Ad3 [Colle y Nimzowitch estarían satisfechos con el rumbo que está tomando la apertura.] 4…Cc6 [Otros jugadores prefieren movilizar este caballo por d7.] 5.Cgf3 [Las blancas debieron pensar en 5.c3 para evitar 5…Cb4; pero a Angelito esto no le preocupa mucho.] 5…e6 [Bosch no parece interesado en 5…Cb4 pues las blancas pueden permitir el cambio, con ganancias de tiempo, a la vez que fortalecen su formación central, o responder con 6. Ab5 y eventualmente expulsar al corcel negro con a3.] 6.c3 Ad6 [6…Ae7!?= pero las negras quieren irrumpir de inmediato en el centro con …e5.] 7.0–0 0–0 8.Te1 [Prepara el avance-ruptura e4, temático en esta variante; aún así las negras están saliendo sin problemas de la apertura.] 8…e5! [El segundo jugador se adelanta. (A estas alturas las estadísticas favorecen a las negras con un 60% o más en victorias y derrotas según la Megadatabase 2018–E. Ferreiro).] 9.dxc5 Axc5 10.e4 [Lógico pero no muy exacto; debió pensar en maniobrar primero con el alfil en d3; la amenaza …e4 se hacía sentir.] 10…Cg4! 11.Tf1 [Con dos lances certeros las negras están mejor, lo que pone en evidencia que el tratamiento dado al sistema de Edgar Colle no ha sido el más correcto.] 11…Ae6 [La agresiva 11…f5 parece más directa, pero luego de 12.exd5 e4 13.dxc6 la posición es de difícil valoración- E. Ferreiro] 12.h3 [Jugado tras breve meditación, casi automáticamente, para expulsar al molesto caballo, desde luego, pero el Dr. Bosch tenía prevista la respuesta que sigue. (La Máquina pondera 12.exd5 Axd5 13.Dc2 con posibilidades equivalentes- E. Ferreiro)] Diagrama:

12…Cxf2! [Este puede ser un sacrificio aportado por la Teoría, más la continuación de la partida lo pone en duda, es decir, que todo este entramado es fruto de los estudios del Dr. Bosch.] 13.Txf2 f5! [La jugada clave de la pequeña combinación; las negras ganarán material.] 14.Db3 Ca5! 15.Dc2 fxe4 16.Cxe4 dxe4 17.Axe4 Axf2+ 18.Dxf2 Dd1+ 19.De1 Dxe1+ 20.Cxe1 Tad8?! [De las escaramuzas las negras emergieron con calidad de ventaja, lo que debe ser más que suficiente para imponerse. Es muy lógico ocupar las columnas abiertas con las torres, pero ganador resultaba: 20…Cc4!–+] 21.Ag5 Td7 22.Cd3 b6 [Evita un posible Cc5 eventual.] 23.Cxe5 Tc7 24.Cf3 h6 [Conservan su ventaja sin mucho esfuerzo.] 25.Ah4 Cc4 26.b3 Cd6 27.Ag3 [Las blancas mantienen en actividad sus piezas, un buen plan, sin dudas.] 27…Td7 28.Ac6 Tdd8 29.Cd4 Ac8 30.Te1 Cf5 31.Cxf5 Axf5 [Con toda razón las negras provocaron más cambios pues en un final con escaso material bélico el poderío de sus torres sería decisivo.] 32.c4 Td2 [A pesar de que el tiempo apremia, ambos adversarios están jugando muy bien.] 33.Ad5+ Rh8 34.Te7 Td8 [Como las blancas han activado al máximo sus fuerzas, las negras maniobran con inteligencia. Si 34…Txa2?! 35.Ae5 y ahora habría complicaciones favorables al primer jugador.] 35.Txa7 Te8 36.Tf7 Ae6 37.Tf2 Txf2 38.Rxf2 Axd5 39.cxd5 Td8 40.d6 Rg8 [Somos testigos de un final, que no por haberse repetido muchas veces, deja de llamar la atención: la lucha de la calidad contra dos peones. Ahora veremos a Ángel Rojas mostrando toda su fuerza en esta fase final de la partida.] Diagrama:

41.Re3 Rf7 42.Rd4 Re6 43.Ae5 g6 44.h4 Ta8 45.a4 Tf8 46.g3 Tf3 47.b4 g5 48.h5! [Fija en un cuadro oscuro del mismo color que el de su alfil al peón de h6, donde podrá ser atacado.] 48…Ta3 49.Ag7 Txg3 50.Axh6 Rxd6 51.a5 bxa5 52.bxa5 Tg4+ [Para hacer retroceder al rey blanco y alejarlo del campo de batalla, pero los peones de las blancas, en ambos extremos del tablero, sólo podrán ser controlados entregando el único superviviente en la columna g.] 53.Rc3 Rd5 54.a6 [No permite que su rey sea acorralado.] 54…Tg3+ 55.Rd2 Rc6! [No había tiempo para consumar el intento de encerrar al soberano blanco en la primera fila debido a la necesidad de impedir el avance de los infantes enemigos.] 56.Re2 [Hay que custodiar el peligroso peón.] 56…g4 57.Ae3! [Amenaza con avanzar ambos peones, a la vez que bloquea los movimientos de la torre.] 57…Th3 58.h6 Th1 59.a7 Rb7 60.Rf2 Th3 61.Ag5! [Sin dudas, sorprendente.] 61…Rxa7 62.h7 Rb7 63.h8D! Txh8 64.Rg3 Rc6 65.Rxg4 Tf8 [Aquí podía acordarse la división del punto.] 66.Ae7 Tf7 67.Ag5 Tf1 68.Ae3  ½–½

[La partida y los comentarios fundamentales se deben a la cortesía de Angelito Rojas Esteban los que se complementaron con otros de Luis Altuna González y Pedro López Paz.]

Sobre Enrique Ferreiro García 797 artículos
Tiene más de 30 años de experiencia en el Ajedrez por Correspondencia, donde además de jugador, ha fungido como árbitro y directivo. Es Presidente de la Delegación Provincial de Ajedrez Postal en la provincia Las Tunas, Cuba. Ostenta los títulos de Experto Provincial de Ajedrez en Vivo y Maestro Nacional Senior, máximo título que confiere la Federación Cubana de Ajedrez Postal (FECAP). Se proclamó decimocuarto Campeón Cubano de Ajedrez Postal en 2005. Artículos, comentarios y partidas suyas han aparecido en el prestigioso Informador Yugoslavo de Ajedrez y en otras publicaciones como el Correspondence Chess Review ucraniano y Telejaque, órgano oficial de la FECAP. Se dedica a la investigación histórica del ajedrez y tiene varios libros inéditos sobre el tema. Aparece en un artículo de la Enciclopedia Colaborativa Cubana Ecured en el sitio: http://www.ecured.cu/index.php/Enrique_Ferreiro

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.