Evocación de un torneo (II)

Ver Primera Parte.

Debate en torno a la partida Capablanca-Alekhine, Buenos Aires (7), 1927.

“Un buen sacrificio no necesariamente es notable, pero deja al oponente deslumbrado y confundido”.

Rudolf Spielmann

Rubén Padrón Oliver y Luis Altuna González fueron dos de los grandes gladiadores del tablero escaqueado en la historia del ajedrez de la Villa Azul. Si bastara una sola partida para demostrar sus ansias de victoria, combatividad, y vergüenza deportiva, la siguiente, a pesar de concluir en empate (¡Que empate!) es el ejemplo perfecto.

Asistiremos a una disertación de profundos conocimientos teóricos, maniobras estratégicas y tácticas de alto vuelo, destreza en la fase final y ecuanimidad ante los apuros de tiempo.

Nótese que, de acuerdo a la Megadatabase 2018, la jugada de Altuna 12…Ac3 fue Novedad Teórica para el año 1955 y que mejoró el juego, nada más y nada menos, que del gran Alekhine.

Padrón Oliver, Rubén – Altuna González, Luis

Gambito de Dama Rehusado. Defensa Cambridge Springs [D52]

Puerto Padre (ch), 19.06.1955

Colonia Española. Ronda 9.

[Pedro López Paz]

Padrón y Altuna arribaron a esta ronda abrazados-con 8 puntos de 8 posibles-en la cumbre de la tabla de posiciones e invictos, por supuesto; ¡toda una hazaña!, por lo que se esperaban unas rápidas tablas de salón, pero no ocurrió así sino, por el contrario, se enfrascaron en un duelo prolongado hasta que quedaron sobre el campo de batalla los dos reyes y una torre por bando. El resultado de tablas no refleja la tenacidad de la lucha por la victoria; ambos hicieron hasta lo imposible para alcanzarla; estos dos colosos se conocían más que suficientemente. No sabemos, a ciencia cierta, cuantos duelos a primera sangre los enfrentaron antes de este encuentro. Según Tartakower, “quien mejor juega en un torneo, obtiene siempre el segundo puesto. Gana el que tiene más suerte”, aunque esta, por lo general, permanece del lado de los audaces. Veamos esta lucha del espíritu que es el ajedrez.

1.d4 [La jugada inicial de las partidas decisivas, cuando hay una real necesidad de ganar, aunque este no es el caso.] 1…d5 2.c4 e6 3.Cc3 Cf6 4.Ag5 Cbd7 5.e3 c6 [Nos atrevemos a afirmar que Padrón esperaba esta continuación; es más, creemos que la provocó, pues Altuna era un experto, fanático e incondicional en la Variante de Pillsbury y la empleaba ante cualquier rival que le diera la más mínima oportunidad de hacerlo.] 6.Cf3 [Lo más reiterado. Las blancas disponen de varias continuaciones que le pueden aportar una ligera, pero duradera ventaja, aunque nada significativa: 6.Ad3 Da5 (6…dxc4 7.Axc4 h6 8.Ah4 con ligera ventaja blanca) 7.Ah4; 6.cxd5 exd5 7.Ad3 Ad6 8.Cf3 h6 ligera blanca; 6.Dc2 h6 7.Ah4 b6 ligera blanca; 6.Tc1 Da5 7.cxd5 exd5 8.Ad3 Ab4 9.Db3 ligera blanca] 6…Da5 7.Cd2 [Otras conductas posibles eran: 7.cxd5 Cxd5 8.Dd2 C7b6 9.Ad3 Cxc3 10.bxc3 Cd5 11.0–0 Dxc3 (11…Cxc3? 12.Tfc1 Ab4 13.a3+–) 12.De2 Ad6 13.Tac1 Da5 y, según algunos teóricos, se produce una posición crítica pues las blancas tienen un peón de menos, pero buenas perspectivas de ataque. Ahora disponen de 14. Ab1 o 14.Cd2para preparar el traslado de su dama al flanco de rey y el avance de los peones centrales.; 7.Axf6 ligera blanca] 7…Ab4 [Conducía al equilibrio: 7…dxc4 8.Axf6 Cxf6 9.Cxc4 Dc7 10.Ad3 b5 11.Cd2 a6= pero Altuna aplica una receta más picante.] 8.Dc2 0–0 9.Ah4 c5 10.Cb3 Da4! [10…Dc7=] 11.Axf6 Cxf6 12.dxc5! [También 12.a3; 12.cxd5 encaminaban hacia la igualdad, pero el texto nos parece más exacto.] 12…Axc3+ [(Recomendada por Capablanca. En la MegaDatabase 2018 no aparece ninguna partida con esta jugada antes del año 1955. Aparecen dos partidas tablas en 1957. ¡Altuna estudiaba a los clásicos!-E. Ferreiro) 12…Ce4 13.cxd5 Axc3+ 14.bxc3 Cxc5 15.Td1 exd5 16.Txd5 Cxb3 17.axb3 Dc6 18.Td4± Capablanca-Alekhine, Buenos Aires (m-7) 1927; 12…b6! 13.cxd5 Cxd5 14.Ad3 Aa6=] 13.Dxc3 Ce4 14.Da5! [14.Dc2 Cxc5 15.cxd5 Cxb3=] 14…Dxa5+ 15.Cxa5 Cxc5 16.cxd5 [16.b4!?] 16…exd5 [Y, según Alekhine, prevalece la igualdad (Posteriores partidas y análisis demuestran lo acertado que estaba el cuarto campeón mundial-E. Ferreiro). Como podemos apreciar, estamos asistiendo a una disquisición teórica de alto vuelo; lo más interesante y original está por llegar. La conducción de la apertura por ambos luchadores prueba su preparación teórica, salta a la cara.] 17.Tc1 [17.b4! Ce6 18.0–0–0 b6 19.Cc6 ligera blanca] 17…b6 18.Cc6! [18.f3=] 18…Ab7! 19.Cd4 [Siguiendo la regla de bloquear el peón dama aislado.] 19…Tac8 [El segundo jugador no se toma a pecho la maniobra de su oponente. En este tipo de posición se da un “pequeño dilema” que consiste en decidir cuál de las dos torres jugar. Más técnico era colocar en c8 la torre gemela, pero esta es una apreciación del módulo. 19…Tfc8=] 20.Tc3 [20.Td1! ligera ventaja blanca] 20…Ce4 21.Tc2! [Una jugada de fábula. 21.Txc8 Txc8 22.Ae2 Tc1+ 23.Ad1 Txd1+ 24.Rxd1 Cxf2+ 25.Re2 Cxh1–+; 21.Ta3 Tc1+ 22.Re2 a5–+] 21…Txc2 22.Cxc2 Tc8 23.Ad3 f5 24.Axe4 fxe4 25.Rd2 [Se arribó a un final clásico: una batería de torre y Alfil contra otra de torre y caballo, en el que, teóricamente al menos, la primera es preferible. Hay un ejemplo típico en la partida Marshall-Enm. Lasker, match 1907, en la que el campeón mundial da una clase magistral sobre cómo jugarlo.] 25…Tf8 [El tiempo ya ejerce su presión; así y todo, ésta es una jugada, aunque lógica, muy fuerte.] 26.Re1 Tf6! [Con 26…Tc8 27.Rd2 Tf8 se alcanzarían las tablas por repetición de movimientos, pero Altuna no tiene ésta opción entre sus planes; él aspira a algo mejor que repartir el punto, aún a costa de un elevado riesgo, pues tenía sólo algunos minutos más que su adversario.] 27.Cd4

[Sin dudas, éste caballo está muy bien apostado en el centro y ejerce un fuerte bloqueo sobre el peón dama enemigo a la vez que limita la acción del alfil dama contrario, pero evaluando objetivamente la posición, no representa ningún peligro inminente para los soldados negros, mientras que el alfil dama puede activarse, aún más, como señor absoluto que es de las diagonales claras. Además, como si fuera poco, el rey blanco tiene una colocación incómoda y su torre está absolutamente inactiva. Parece que todo será una cuestión de tiempo, y de técnica. El problema que ahora deben resolver las negras consiste en forzar la penetración de su torre, por lo menos en territorio contrario, y atacar los infantes del flanco de la dama, mientras que el nudo gordiano para las blancas está en impedir cualquier quebranto de su sólida posición. Según la computadora, el final está parejo en cuanto a posibilidades. A partir de este escenario crucial, Altuna procurará inducir a algún desequilibrio más evidente, algo que sabía hacer muy bien.] 27…Ac8!= 28.Re2 Aa6+ 29.Re1 Ac4 [Este tipo de movimiento se realiza para provocar desesperación en el oponente, que tiene un severo apremio de tiempo, pero no es el más exacto. Con 28…Ac8 29.Re2 el empate era inevitable, pero lo dicho, el segundo contendiente mantiene la pretensión de aprovechar su ventaja en el reloj, aun cuando está consciente de que tiene enfrente al pontífice del ajedrez local. 29…Tg6!?=] 30.b3 Ad3?!

[Un movimiento impaciente y poco agradable que coloca mal al alfil y permite a las blancas recuperar la ventaja. Era mejor 30…Aa6 manteniendo su capacidad de maniobra sin comprometer nada a cambio.] 31.a4!? [Para estorbar a un eventual …b5, pero era mejor 31.f4! exf3 32.gxf3 Aa6 33.h4±] 31…Tg6 32.g3 Tf6 33.g4!? [Padrón se ha defendido con maestría y serenidad, a la vez que ha regenerado su posición y busca crear amenazas que le concedan poner en juego su torre.] 33…Tg6 (Apuro de tiempo) [Eran mejores: 33…Aa6 y 33…Tf8 Es difícil entender por qué el conductor del ejército negro se empeña en mantener su alfil en d3.] 34.h3 [Jugada nada difícil de ver] 34…Tf6 [Nuevamente era superior 34…Aa6=] 35.g5 Tf8 36.Cc6 [Permite la paridad, pero la acuciante presión de Cronos se hace sentir aun en este esquema aparentemente sencillo. 36.Tg1!; 36.h4 permitían mantener la ventaja, teóricamente hablando.] 36…a5= [36…Aa6= ¿Por qué la persistencia en dejar el ágil alfil abandonado a su suerte?] 37.Ce7+?! (Apuro de tiempo) [La preocupación es realizar los movimientos que faltan para el control. 37.h4! ligera blanca] 37…Rf7 38.Cxd5?! Tc8! [Las blancas ganaron un peón pero cayeron en desventaja ¿Será este el desbalance que Altuna perseguía?] 39.Th2!! [¡Otra jugada de leyenda!, aunque la modesta 39.Rd1 también permitía una defensa tenaz.] 39…Tc1+ 40.Rd2 Tc2+ [Se acabaron las angustias, a causa de la escasez de tiempo, pero las negras mantienen la ventaja.] 41.Re1 Te2+ 42.Rd1 Ta2 [La jugada sellada]

43.g6+! [Realmente una sorpresa deslumbrante, una maravilla de idea, un toque paralizante. De jugadas como ésta dice Spielmann: “Un buen sacrificio no necesariamente es notable, pero deja al oponente deslumbrado y confundido”. Estamos presenciando un recurso de un jugador experimentado al ejecutar el movimiento más inesperado, que no necesariamente el mejor, en una posición comprometida. a propósito, mucho se ha dicho y repetido que la jugada más lógica no siempre es la más idónea. Resulta sorprendente que Padrón hallara esta entrega de peón en el breve tiempo que mediaba para la reanudación. ¿Acaso fue un golpe de intuición? Con 43.Tg2; o 43.Re1 las blancas no salvaban la partida. Nota de E. Ferreiro: Stockfish 12 (año 2021) señala 43.g6!! como la mejor jugada posible.] 43…hxg6?! [El efecto de la sorpresa. Las negras fallaron en un momento decisivo. Era mejor 43…Rxg6! 44.Tg2+ Rh6 45.Cxb6 Ac2+ (ligera ventaja negra) pero no se puede pedir más en un choque tan tenso; además, senderos como éste sólo lo transitan los maestros encumbrados.] 44.Cxb6 Ac2+ 45.Rd2! [Lógica la liberación de su monarca.] 45…Axb3+ 46.Rc3 Axa4 47.Cxa4 Txa4 [Esta captura no tiene en sí nada de malo, pero lo ideal hubiera sido el sutil jaque intermedio: 47…Ta3+!] 48.Tg2 [La torre también sale de su confinamiento.] 48…Ta2 [48…Rf6 controlando g5 demoraría la salida de la torre blanca, pero tampoco proporcionaría superioridad alguna, no obstante, debió probarse.] 49.Tg5 Rf6 [49…Txf2 50.Txa5=] 50.Tb5 a4 [50…g5 51.Rd4 Ta4+ 52.Rd5=] 51.Ta5 [Todo bajo control] 51…Txf2 [51…a3 52.Rd4 Txf2 53.Txa3 Th2 54.Ta6+=] 52.Txa4 Tf3 [52…g5 53.Rd4=] 53.Ta6+ Rg5 54.Rd4 Txh3 55.Rxe4 Th4+ (Apuro de tiempo) [Este jaque en nada compromete la posición de las negras, pero más técnica era 55…Th1. Debemos presumir que Altuna había gastado mucho tiempo en la búsqueda de alguna maniobra ventajosa o que, por lo menos, confundiera a su contrincante; ahora disponía de poco más de un minuto para el segundo control de tiempo.] 56.Re5 Tb4 [De nuevo 56…Th1 era lo más exacto] 57.e4 Tb5+! 58.Rd4! [Padrón se desenvuelve con mucha serenidad y precisión. 58.Rd6?; 58.Re6?] 58…Tb4+ 59.Re5 Tb1 60.Ta7 Tb4 61.Txg7 Tb5+ [Ambos contendientes han olvidado que este final es tablas, salvo si aconteciera un milagro terrenal.] 62.Re6 Tb6+ 63.Rd5 Tb5+ 64.Rd4 Rf4 65.e5 Txe5 66.Txg6 [Y ¡Por fin! se decidieron a firmar la pipa de la paz y mantener así el abrazo en la cúspide. ½–½

La partida y los comentarios más importantes que permitieron reconstruir el ambiente en que se desarrolló se deben a Luis Altuna González. Otras glosas las escribió Pedro López Paz.]

Continuará…

Ver además: https://ferreiro01.cubava.cu/2020/12/01/real-orden-de-los-veteranos-caballeros-de-la-mesa-cuadrada/

Sobre Enrique Ferreiro García 797 artículos
Tiene más de 30 años de experiencia en el Ajedrez por Correspondencia, donde además de jugador, ha fungido como árbitro y directivo. Es Presidente de la Delegación Provincial de Ajedrez Postal en la provincia Las Tunas, Cuba. Ostenta los títulos de Experto Provincial de Ajedrez en Vivo y Maestro Nacional Senior, máximo título que confiere la Federación Cubana de Ajedrez Postal (FECAP). Se proclamó decimocuarto Campeón Cubano de Ajedrez Postal en 2005. Artículos, comentarios y partidas suyas han aparecido en el prestigioso Informador Yugoslavo de Ajedrez y en otras publicaciones como el Correspondence Chess Review ucraniano y Telejaque, órgano oficial de la FECAP. Se dedica a la investigación histórica del ajedrez y tiene varios libros inéditos sobre el tema. Aparece en un artículo de la Enciclopedia Colaborativa Cubana Ecured en el sitio: http://www.ecured.cu/index.php/Enrique_Ferreiro

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.