La Defensa Francesa en Campeonatos Mundiales: mirada inquisidora.

Con la asistencia del MI Humberto Pecorelli García.

Publicado en www.ajedrezpinal.com

¡Casi 60 años sin jugarse una Variante Winawer en mundiales! ¿Aparecerá la Francesa en el próximo campeonato mundial?

El campeón mundial Magnus Carlsen y otros grandes ajedrecistas opinan sobre el tema.

“La mayoría de los Grandes Maestros actuales desconfían de la Francesa por pasiva”.

Leonard Barden, Marzo, 2020.

“La Francesa es como una dama orgullosa, que no entrega su corazón tan fácilmente. Para dominar ésta difícil apertura no es suficiente conocer algunas variantes. Usted tiene que ponerle “alma y corazón” a ella, tiene que amarla, y sólo de ésta forma comprenderá sus misterios”. Lev Psakhis

Breves notas sobre sus orígenes.

La Defensa Francesa (1.e4,e6 2.d4,d5) cataloga entre las Aperturas Semiabiertas y abarca los códigos de C00 a C19 acorde a la Enciclopedia de Aperturas de Ajedrez (ECO por sus siglas en inglés). Las primeras referencias sobre esta apertura constan en el libro de Luis Ramírez de Lucena “Repeticiones de amores y arte de ajedrez” publicado a finales del siglo XV en Salamanca.

Debe su nombre al encuentro por correspondencia entre Londres y París de 1836 en el cual los jugadores parisinos emplearon la misma. A propósito, resulta interesante que “…el famoso ajedrecista francés Alexandre Deschapelles (1780-1847) no quiso participar en el encuentro debido a la elección de la francesa como arma defensiva ya que le parecía una apertura de ajedrez aburrida” (Fuente: www.ajedrez365.com). Las partidas (4) más antiguas registradas en la MegaDatabase 2018 son de Gioacchino Greco y datan de 1620.

El primer “francés” en Mundiales.

Enmanuel Lasker fue el primero que la utilizó en un campeonato mundial: el 5 de abril de 1894 durante la octava partida de su match contra Wilhelm Steinitz, a quien derrotó. Antes de jugarla, Lasker lideraba el encuentro ante el primer campeón mundial por estrecho margen de 4-3 (3 ganadas, 2 perdidas y dos tablas).

Sus apariciones más recientes en Mundiales.

De acuerdo a la principal fuente citada (DVD de ChessBase), desde 1886, primer match oficial por el campeonato mundial de ajedrez entre Wilhelm Steinitz y Johann Zukertort, hasta el encuentro entre Garry Kasparov y Vladimir Kramnik (Londres, 2000), la Defensa Francesa no ha tenido gran protagonismo en las disputas del máximo título universal y su última aparición fue el 14 de septiembre de 1978 en la vigesimosegunda partida del match entre Anatoly Karpov y Víctor Korchnoi en Baguio, Filipinas (tablas en 64 movimientos). Posteriormente apareció en la partida V. Anand-A. Morozevich, San Luis, 13 de octubre, 2005 (tablas en 27). Desde esa fecha hasta hoy (alrededor de 15 años) la Francesa no ha hecho acto de presencia en mundiales.

¿A qué se debe esta ausencia?, ¿Es poco confiable?, ¿Será una defensa pasiva?, ¿Están “refutadas” algunas de sus líneas principales?

La Francesa en el Candidatos Rusia 2020. Una reflexión.

En el torneo de Candidatos, Rusia 2020, el francés Maxime Vachier Lagrave obtuvo en la séptima ronda un triunfo impresionante sobre el local Ian Nepomniachtchi en el lado blanco de una Defensa Francesa, Variante Winawer.  Nepomniachtchi ya había empleado esa arma en la tercera ronda del propio evento contra el joven ruso K. Alekseenko y, desde mi punto de vista, se vio en dificultades para lograr el empate. Al respecto veamos lo que dice el legendario periodista inglés Leonard Barden (nació en 1929) el 26 de marzo de 2020 en su habitual columna de The Guardian:

“La Francesa Winawer (1.e4,e6 2.d4,d5 3.Cc3,Ab4) es rara hoy en día en los torneos de alto nivel, pero Vachier Lagrave estaba listo para ella pues su oponente la había jugado anteriormente y podía estar tentado a jugar la Francesa contra un francés.

Setenta años atrás la Francesa fue el arma principal de Mijaíl Botvinnik en sus matches por el título mundial contra Vasily Smyslov; el patriarca también la usó contra jugadores de menor nivel, incluso contra mí en Hastings 1961-62. La mayoría de los Grandes Maestros actuales desconfían de la Francesa por pasiva, y razones para ello surgieron en la partida. El avance blanco del peón h, Harry, inspirado en Alpha Zero, fue contrarrestado con una fea defensa a base de Rf8-Tg8, mientras el cierre central negro…c5-c4 no fue a su debido tiempo. Las blancas tomaron ventaja al abrir la columna “f” e infiltrarse mediante la fuerte 35.Da1!”

La Variante Winawer.

La Variante Winawer es quizás la más aguda y atractiva, pues conlleva a un juego rico en posibilidades para ambas partes. Estuvo ausente de las últimas siete apariciones de la Francesa en mundiales. En cuatro choques B. Spassky-T. Petrosian, 1966 (partidas números 11, 19, 21 y 23, con dos tablas y dos victorias para Spassky) las negras eligieron a 3.Cc3 las respuestas 3…de4 y 3…Cf6; en las dos de A. Karpov- V. Korchnoi, Baguio, 1978 (ambas tablas) se plateó la Variante o Sistema Tarrasch: 3.Cd2,c5; y en V. Anand- A. Morozevich se vio 3.Cc3,Cf6.

La última Variante Winawer se jugó en la duodécima partida de M. Tal- M. Botvinnik, el 14 de abril de 1961 (victoria blanca en 41 jugadas), es decir, hace ya 59 años; la anterior también fue victoria de Tal sobre Botvinnik en la primera de 1960 (15 de marzo). La primera Winawer fue en J. R. Capablanca- A. Alekhine, Buenos Aires, 16 de septiembre, 1927 (primera partida); la segunda ocasión: A. Alekhine-M. Euwe, 8 de octubre, 1935 (tercera del match) en ambos casos con victoria para el ruso-francés.

Artífices de la Francesa.

A través de la historia la Francesa ha sido empleada con buenos resultados por jugadores de cabecera y otros Grandes Maestros destacados. Algunos de sus clientes son L. de Labourdonnais, H. Staunton, J. Cochrane, S. Tarrasch, G. Maroczy, F. Marshall, A. Rubinstein, G. Stahlberg, M. Najdorf, C. Guimard, W. Uhlmann, D. Bronstein, R. Huebner, U. Andersson, R. Vaganian, V. Korchnoi, Nigel Short, L. Psakhis, A. Morozevich, A. Yusupov, E. Bareev, V. Ivanchuk, A. Grischuk, G. Meier, V. Akobian. Entre los cubanos están Guillermo García, Jesús Nogueira, Walter Arencibia, Juan Borges, y Maritza Arribas.

La han utilizado los campeones mundiales Enmanuel Lasker, J. R. Capablanca, A. Alekhine, Max Euwe, M. Botvinnik, V. Smyslov, M. Tal, T. Petrosian, B. Spassky, A. Karpov, G. Kasparov, V. Anand, V. Topalov, V. Kramnik, y M. Carlsen.

Estadísticas y consideraciones sobre la Defensa Francesa en Mundiales.

Quienes la han jugado con negras:

  1. M. Botvinnik la utilizó 17 veces en lides por el título desde 1948 hasta 1961 ante M. Euwe, P. Keres, S. Reshevsky, V. Smyslov, y M Tal (3 victorias, 6 derrotas, y 8 tablas).
  2. Frank J. Marshall 7 veces contra Lasker en 1907 (4 derrotas y 3 tablas).
  3. M. Euwe 4 veces contra Alekhine en 1935 (3 derrotas y 1 empate).
  4. T. Petrosian 4 veces contra Spassky en 1966 (2 derrotas y 2 tablas).
  5. A. Alekhine 3 veces (1 victoria ante Capablanca en 1927; 1 derrota y 1 empate ante E. Bogoljubow en 1929).
  6. S. Tarrasch, 3 veces contra E. Lasker en 1908 (1 empate y 2 derrotas).
  7. En 2 ocasiones cada uno: E. Lasker (1 victoria ante W. Steinitz en 1894 y 1 empate ante S. Tarrasch en 1908), D. Bronstein (2 tablas ante M. Botvinnik en 1951) y V. Korchnoi (2 tablas ante A. Karpov en 1978).
  8. A. Morozevich (1 empate ante V. Anand en 2005).

Total de partidas: 45

Victoria de las Blancas: 18

Victoria de las Negras: 5

Tablas: 22

Como puede apreciarse, los resultados son notoriamente adversos para las negras, aun cuando se trate de este color. Para el segundo jugador una buena actuación puede ser el 50% de los puntos o alguna cifra, aunque inferior, pero cercana a la mitad. Este es un elemento a tener en cuenta ante la ausencia de Francesas en mundiales, si bien muchas veces el resultado de la partida no tiene relación directa con la apertura.

Botvinnik, Petrosian, Uhlmann, Korchnoi, Vaganian y Short destacan entre quienes han hecho un mayor uso de la Francesa a lo largo de sus carreras, todos con aportes teóricos y prácticos. Del lado blanco resaltan los resultados de Tal y Kasparov con no pocas “demoliciones” de la muralla francesa; Leinier Domínguez también archiva excelentes resultados, incluso contra la elite mundial.

Botvinnik, por ejemplo, tiene un buen por ciento de efectividad según la MegaDatabase 2018, pero como ya se expuso, dicho porcentaje baja bruscamente cuando solo se trata de partidas por el título mundial donde aumenta la calidad de los oponentes.

Jugadores regulares de Francesa; algunas estadísticas.

Analizaremos más en detalle a los jugadores Mijaíl Botvinnik, Tigran Petrosian, Víctor Korchnoi, Nigel Short, y Alexander Morozevich por tener a la Defensa Francesa en sus repertorios de forma más o menos regular. También se incluye a  Frank J. Marshall por ser  quien más veces la esgrimió en un match por el título mundial (7), por encima de M. Botvinnik (6 partidas en 1954), por ello también será abordado. Se incluyen las partidas clásicas, rápidas, y blitz, tomadas de la MegaDatabase 2018. Si bien las bases de datos en soporte magnético no son fuentes fidedignas para establecer el record exacto de un jugador, su referencia se hace ante la ausencia de otras fuentes. Las estadísticas y los por cientos de actuación están basados en el resultado final de la partida, por tanto no necesariamente tienen que estar vinculados al éxito de la apertura.

Frank J. Marshall.

Antes de su match vs Lasker, Marshall había utilizado la Francesa en 24 ocasiones con resultado de 6 victorias, 7 derrotas y 11 empates para un 47.9% de efectividad, aceptable para las piezas negras. Archivaba triunfos sobre P. Leonhardt, J. Mieses; tablas vs Enm. Lasker, D. Janowsky, S. Tarrasch; y derrotas ante W. Napier, H. Pillsbury, J. Blackburne, R. Teichmann, S. Tarrasch. Con ella le fue bien en su match vs D. Janowsky de 1905 (Marshall ganó 10-7) al registrar dos tablas y una victoria, pero no así en el encuentro vs S. Tarrasch del propio año (Tarrasch triunfó 12-5) al lograr 3 tablas y dos derrotas en cinco salidas. En total jugó 52 veces la Francesa con 14 victorias, 15 derrotas y 23 tablas, para un 49% de actuación.

Mijaíl Botvinnik.

En la Mega 2018 aparecen 88 partidas suyas con la Francesa: 39 victorias, 12 derrotas y 36 tablas para una efectividad del 65,5%, muy buena para las piezas negras. Antes del Match-Torneo de 1948 por el título mundial sumaba 44 partidas francesas con balance de 26 victorias, sólo 3 derrotas, y 15 tablas. Ya le había ganado a S. Reshevsky, S. Tartakower, V. Smyslov, A. Tolush, V. Panov, y P. Romanovsky, entre otros destacados. La estuvo empleando hasta su retiro en 1970.

Match-Torneo por el Campeonato Mundial, 1948.

Participaron 5 jugadores, todos contra todos, a cuatro vueltas; en total cada uno disputó 20 partidas. Botvinnik encaró el Peón Rey en 6 ocasiones de las 10 con piezas negras. En la ronda 13 utilizó la Defensa Siciliana contra V. Smyslov, a quien derrotó, y jugó la Francesa en las restantes 5 ocasiones: en las rondas 7 (tablas vs M. Euwe), 15 (victoria vs P. Keres), 17 (tablas vs M. Euwe), 19 (victoria vs S. Reshevsky) y 25 (derrota vs P. Keres). Botvinnik obtuvo el título mundial con 14 puntos de 20, separado a 3 unidades del segundo lugar, Smyslov (11). Resumen: Botvinnik utilizó la Francesa en 5 de las 6 veces en que se le presentó la oportunidad y lo hizo en momentos importantes, demostrando confianza en ella.

M. Botvinnik-D. Bronstein, match por el Campeonato Mundial, 1951.

Match a 24 partidas. Botvinnik jugó 12 encuentros con negras, de ellos sólo una vez se enfrentó al Peón Rey (ronda 6) y jugó la Defensa Siciliana, Variante de los Cuatro Caballos, para llevarse la victoria; antes de esa ronda perdía por 1-0 y 4 tablas. Resumen: Botvinnik no utilizó la Francesa en la única vez que se le presentó la oportunidad aun  estando debajo en el marcador.

M. Botvinnik-V. Smyslov, match por el Campeonato Mundial, 1954.

Match a 24 partidas. En 9 ocasiones de las 12 partidas con negras, Botvinnik se enfrentó al Peón Rey: en 2 de ellas jugó la Defensa Siciliana (rondas 13 y 15 con victoria en ambas), en una la Ruy López (ronda 11, derrota), y en las 6 restantes utilizó la Francesa, rondas 1 (victoria), 3 (tablas), 7 (derrota), 9 (derrota), 19 (tablas) y 21 (tablas). Antes de la ronda 19 Botvinnik lideraba por 7-5 y 6 tablas; en la 19 y 21 confió en la Francesa y logró empates con ella. Resumen: Botvinnik jugó la Francesa en 6 ocasiones de las nueve que enfrentó al Peón Rey con balance de 1 victoria, dos derrotas y 3 tablas. El match terminó empatado 12-12.

M. Botvinnik-V. Smyslov, match por el Campeonato Mundial, 1957.

Match de 22 partidas. De las 11 partidas con negras, Botvinnik enfrentó el Peón Rey en 8 ocasiones, 3 Defensas Sicilianas, partidas 2 (tablas), 4 (victoria), y 8 (derrota), 2 Aperturas Españolas (partidas 10 y 16, ambas tablas) y 4 Francesas: partidas 14 (tablas), 18 (tablas), 20 (derrota), y 22 (tablas). Hasta la ronda 17 Smyslov lideraba por 5-3 y 9 tablas, sin embargo, Botvinnik empleó la Francesa en sus tres partidas con negras de las rondas 18, 20 y 22 como demostración a su fidelidad y confianza en la misma para poder remontar el marcador adverso. Resumen: Botvinnik esgrimió la Francesa en 4 ocasiones de las 8 que le abrieron con el Peón Rey, insistiendo con ella en los momentos decisivos. Smyslov ganó el match 12,5-9,5 y conquistó el título de campeón mundial.

M. Botvinnik-V. Smyslov, match por el Campeonato Mundial, 1958.

Match de 23 partidas. De las  12 partidas con negras, Botvinnik enfrentó 9 veces el Peón Rey, 5 veces la Defensa Karo Khan, en las rondas 1 (victoria), 3 (victoria), 15 (derrota), 17 (tablas), y 19 (derrota), y 4 Defensas Sicilianas en las partidas 5 (derrota), 7 (tablas), 9 (tablas), y 21 (tablas). Luego de 18 rondas, Botvinnik mandaba por 7-3 y 8 tablas; así, en las rondas 19 y 21 empleó a Karo Khan y la Siciliana. Resumen: Botvinnik no jugó ninguna Francesa en las 9 salidas de Peón Rey que enfrentó. Retuvo la corona 12,5-10,5.

M. Botvinnik-M. Tal, match por el Campeonato Mundial, 1960.

Match de 21 partidas. De las 11 partidas con negras, Botvinnik luchó contra 7 Peón Rey: 6 Defensas Karo Khan, partidas 3 (tablas), 5 (tablas), 7 (derrota), 9 (victoria), 15 (tablas), y 17 (derrota), y 1 Francesa (derrota en la 1ra partida). Tal vez esta derrota en la misma primera salida, y el empuje que demostró Tal en dicha partida, incidió en que Botvinnik no utilizara la Francesa en lo adelante. En la partida 17, con dos puntos debajo en el marcador (4-2 y 10 tablas), Botvinnik jugó la Karo Khan. Resumen: Botvinnik utilizó la Francesa en una ocasión de las siete que se le presentaron. Tal ganó el match por amplio margen 12,5-8,5.

M. Botvinnik-M. Tal, match por el Campeonato Mundial, 1961.

Match de 21 partidas. De las 10 partidas con negras, Botvinnik luchó contra 10 Peón Rey, 9 Defensas Karo Khan, partidas 2 (derrota), 4 (tablas), 6 (tablas), 8 (derrota), 10 (victoria), 14 (tablas), 16 (tablas), 18 (victoria), y 20 (tablas); y 1 Francesa (derrota en la ronda 12). Resumen: Botvinnik utilizó la Francesa en una sola ocasión de las diez que pudo; con la Karo Khan logró 2 victorias, 2 derrotas, y 5 tablas. Reconquistó la corona por 13-8.

Tigran Petrosian.

Según la Mega 2018 Petrosian jugó 159 partidas con ésta defensa; 45 victorias, 18 derrotas, y 96 empates para un 58,5% de efectividad, muy bueno con las piezas negras. Antes del match de 1966 tenía 54 disputadas desde 1944, con 24 victorias, 6 derrotas, y 24 tablas, es decir, un record muy positivo. Con ella ya tenía victorias importantes ante P. Keres, E. Geller, M. Tal, y R. Fischer.

T. Petrosian-B. Spassky, match por el Campeonato Mundial, 1966.

Total: 24 partidas. De las 12 con negras Petrosian enfrentó 9 veces el Peón Rey. 3 Karo Khan (partidas 1, 5 y 13), 2 Sicilianas Cerradas (Partidas 15 y 17), y 4 Francesas (partidas 11, 19, 21, y 23). Con el match a su favor (2-0 y 8 tablas), Petrosian empleó la Francesa en la 11na ronda y empató. Ganando por estrecho margen luego de 18 rondas (2-1 y 15 empates) jugó la Francesa en las rondas 19, 21 y 23 con un solo empate en la 21 y dos derrotas. Lo anterior demuestra confianza en esa defensa, aunque en resumen jugó la Francesa en 4 ocasiones de las nueve que tuvo. Triunfó en el match 12,5-11,5.

T. Petrosian-B. Spassky, match por el Campeonato Mundial, 1969.

Total: 23 partidas. Petrosian (12 con negras) enfrentó el Peón Rey en 8 ocasiones: 5 Defensas Sicilianas, 2 Petroff, y una Apertura Española. Luego de 16 partidas el match estaba empatado a 8 puntos (3 victorias por bando y 10 empates). En la partida 17 Petrosian eligió la Defensa Siciliana, Sistema Paulsen, en la 19 la Siciliana Najdorf, en la 21 la Apertura Española, y en la 23 la Siciliana Sistema Paulsen. En la 17, 19, y 21 cayó derrotado y Spassky ganó el match 12,5-10,5. Resumen: Petrosian no jugó nunca la Francesa en las 8 ocasiones que se le presentaron.

Víctor Korchnoi.

En la Mega 2018 aparecen 463 partidas suyas con la Francesa. El balance es de 172 victorias, 89 derrotas y 201 tablas. Es un record impresionante pues jugó para una excelente efectividad del 59%. Derrotó con ella a B. Ivkov, M. Tal, R. Fischer, J. Timman, B. Spassky, H. Mecking, A. Miles, R. Huebner, entre muchos otros grandes jugadores. En el match de Candidatos de 1974 ante A. Karpov la jugó en siete ocasiones, todas tablas, en las rondas 4, 8, 10, 12, 14, 16, y 18.

A. Karpov-V. Korchnoi, match por el Campeonato Mundial, 1978.

Se disputaron 32 partidas. Korchnoi, gran exponente de la Francesa, enfrentó el Peón Rey en 12 ocasiones de las 16 partidas negras (Las 4 restantes fueron Aperturas Inglesas): en 8 jugó la Variante Abierta del Ruy López (1 victoria, 2 derrotas y 5 empates), en la ronda 18 esgrimió la Defensa Moderna (tablas), en la 20ma la Defensa Karo Khan (tablas), y como se expuso, la Francesa en las rondas 16 y 22, ambas tablas. Antes de la 16ta, perdía por 3-1 y 11 tablas, pero el sistema elegido por Karpov en esa partida (3. Cd2, Tarrasch) es bastante sólido y deja poco margen para las complicaciones. Antes de la 22da, el marcador estaba 4-2 y 15 tablas a favor de Tolia pero de nuevo el Sistema Tarrasch dejó sin opciones a las negras.

Con el match empatado, Korchnoi perdió con negras la decisiva 32da partida (Defensa Moderna) en un momento que (mi opinión) requería acudir a sus armas más confiables y conocidas, es decir, el Ruy López o la Francesa. Debe señalarse que a pesar de empatar en la 16ta, Korchnoi fue sometido a fuerte presión y sufrió bastante durante la partida; además, era 20 años más viejo que Karpov, factor que incidió en sus matches por la corona. Resumen: Korchnoi sólo eligió la Francesa en dos de las doce oportunidades, demostrando más confianza en otros sistemas defensivos.

A. Karpov-V. Korchnoi, match por el Campeonato Mundial, 1981.

Se extendió a 18 partidas. De las 9 veces con negras, Korchnoi encaró el Peón Rey en 8 ocasiones y en todas se decidió por el Doble Peón Rey: 4 Ruy López, Variante Abierta, 1 Petroff, 2 Italianas, y 1 Defensa Berlinesa. Hasta la ronda 13 el marcador era 4-2 con 7 tablas favorable a Karpov y en las rondas 14, 16, y 18 el suizo de origen soviético eligió el Ruy López Abierta para obtener sólo medio punto en la rueda 16. Con ésta Defensa ya había ganado con negras en la 6ta ronda, aunque según los analistas la apertura no tuvo relación directa con el resultado final. Resumen: Korchnoi no jugó la Francesa en ninguna de las 8 oportunidades que tuvo.

Nigel Short.

En la Mega 2018 aparecen 254 partidas de Short con la Francesa y resultado de 90 victorias, 62 derrotas, y 102 tablas, para un 55,5% de actuación. Tiene victorias sobre V. Korchnoi, A. Miles, S. Gligoric, V. Anand, A. Grischuk, P. Svidler, M. Adams, entre otros destacados Grandes Maestros. En su match vs Kasparov de 20 partidas, éste abrió con Peón Rey en 6 ocasiones de las 10 y la respuesta fue 1…e5 las seis veces.

Obsérvese que Short, gran especialista y adicto a esa defensa, evadió su empleo en el match por el título mundial con Kasparov en Londres, 1993. Con anterioridad, el británico la esgrimió contra Garry en Tilburg 1991 y logró el empate. No obstante, entre 1993 y 2015 Kasparov se impuso a Short las seis ocasiones en que se jugó la Francesa, incluyendo partidas clásicas, rápidas y blitz (MegaDatabase 2018). Por supuesto, Short conocía la grandiosa preparación de Kasparov en el campo de las aperturas, siendo un referente del trabajo de laboratorio en la historia del ajedrez, y probablemente debido a ello se decidió por la Apertura Española contra el Peón Rey.

Alexander Morozevich.

En la Mega 2018 Morozevich registra 154 partidas con la Francesa, de ellas 58 victorias, 44 derrotas, y 52 tablas para un 54,5% de efectividad, con victorias sobre R. Ponomariov, R. Kholmov, E. Sutovsky, V. Topalov, J. Polgar, M. Adams, A. Shirov, P. Leko, P. Svidler, V. Kramnik, H. Nakamura, etc. Antes de San Luis tenía 82 Francesas jugadas con 35 victorias, 20 derrotas y 27 tablas para un 59% de efectividad.

Campeonato Mundial de San Luis, Argentina, 2005.

En el mundial de San Luis 2005 (todos contra todos, a doble vuelta), sólo Morozevich podía considerarse como jugador habitual de la Francesa. De sus siete partidas con negras (todas muy luchadas), tuvo que enfrentarse al Peón Rey en seis ocasiones: en tres de ellas eligió la Defensa Siciliana, en una la Filidor, en otra la Petroff, y sólo en la ronda número 13 escogió la Francesa en un momento que sumaba 6 puntos de 12. Ganó a R. Kasimdzhanov con una Siciliana, perdió en la Petroff frente a P. Svidler y tablas el resto, para un decoroso 50%. Resumen: Morozevich empleó la Francesa en sólo una ocasión de las seis que tuvo.

Campeonato Mundial, México 2007.

Torneo entre 8 jugadores, todos contra todos, a doble vuelta. De ellos, Morozevich era el único cliente regular de la Francesa. De sus 7 partidas con negras, enfrentó el Peón Rey 3 veces, en las rondas 10, 11 y 13, ante P. Svidler (tablas), V. Anand (derrota), y P. Leko (derrota) respectivamente. En el primer caso  jugó la Defensa Karo Khan, y en los dos restantes la Siciliana. Concluyó en el sexto puesto con 6 puntos de 14. Anand se coronó campeón con 9 puntos, seguido de Kramnik y Gelfand con 8 cada uno. Resumen: Morozevich no utilizó la Francesa en las tres ocasiones que tuvo, incluso en momentos importantes para intentar mejorar su ubicación en la tabla de posiciones.

Posible respuesta a la ausencia.

Barden es una voz autorizada en el mundo ajedrecístico, de ahí que sus consideraciones deban tenerse en cuenta. Así, resulta interesante indagar sobre las causas del no uso de una defensa que, hasta donde conocemos, no ha sido refutada ni mucho menos: en sus tres últimas apariciones en mundiales, las negras lograron tablas y en las últimas derrotas registradas (Spassky-Petrosian, 1966), la apertura no fue el factor determinante según los análisis aparecidos en la MegaDatabase 2018. Probablemente la causa esté en la pasividad de dicho esquema, como señala Barden, y que, a pesar de obtenerse equilibrio en la apertura (según los teóricos), al conductor de las negras le resulte más difícil la elaboración de planes viables para el mejoramiento de la posición. En muchas ocasiones la posición se evalúa como equilibrada, pero la búsqueda de un buen plan es engorrosa para uno de los contendientes lo que implica, entre otras cosas, mayor consumo de tiempo. Es decir, existe igualdad, pero una de las posiciones es más cómoda para jugarla. El Maestro Internacional cubano Humberto Pecorelli apunta que, desde el punto de vista práctico, el gusto de un jugador por determinado sistema defensivo lo hace sentirse cómodo, incluso en posiciones ligeramente inferiores.

Otros factores importantes a tener en cuenta cuando de seleccionar aperturas se trata son el estado de ánimo, cuestiones sicológicas específicas ante determinado oponente, la falta de seguridad por insuficiente preparación o por sobrevalorar los recursos del adversario, y por supuesto, la situación en la tabla de posiciones. Por ejemplo, tanto Botvinnik como Petrosian también tenían la Defensa Karo Khan como habitual en sus repertorios y en determinadas ocasiones acudían a ella como medio seguro para preservar la ventaja o bien para buscar la victoria con las piezas blancas. Botvinnik se jugó todo con la Karo Khan en su match de 1961 ante Tal y obtuvo buen resultado: en las nueve partidas trabajó para el 50%.

Defensa Francesa. Consideraciones de renombrados ajedrecistas.

En su texto clásico “The Ideas Behind the Chess Openings” (página 66), el destacado ajedrecista, sicólogo, y escritor Reuben Fine expone: “La Defensa Francesa es ideal para un buen jugador defensivo porque existen muchas variantes donde las negras tienen que asumir temporalmente una posición restringida; algunos maestros consideran, y han tratado de demostrarlo, que es inconsistente, pero una y otra vez los ataques han sido rechazados. La mayoría de los problemas de las negras surgen de la falta de desarrollo de su alfil dama (lo que explica por qué la apertura tiene mucho en común con el Gambito de Dama) y su flanco rey. Generalmente las blancas tratan de tomar ventaja de la falta de espacio de su oponente mediante un ataque al flanco rey, combinado con un fuerte control del centro; la defensa de las negras consiste en una ruptura central y un desarrollo prudente…un gran mérito de la apertura es que permite amplio campo para la imaginación”.

El Gran Maestro y teórico Lev Psakhis también nos ofrece una panorámica general en la monografía “The Complete French”: “Es imposible aprender la francesa sin estudiar partidas de los grandes maestros del bloqueo como Nimzowich y Petrosian; generalmente, la lucha principal tiene lugar en posiciones complejas del medio juego. Estas tienen un carácter engañoso; muchas veces las blancas parecen hacer la tarea, pero sólo para ver su ataque esfumarse y su posición llena de debilidades. La compleja y obstinada naturaleza de esta apertura conduce a posiciones desequilibradas y es en tales posiciones que el jugador más fuerte puede arrastrar a su oponente hacia el precipicio”.

Por su parte Garry Kasparov, al referirse a los aportes de Botvinnik en su obra “My Great Predecessors” (Tomo II, página 215) señala: “En los 1930s-1940s Botvinnik fue el primero en desarrollar un consistente sistema de preparación de aperturas preeleborado con el propósito de dirigir al oponente hacia posiciones analizadas a profundidad…este método fue incluso más efectivo al conducir las negras… fue esencialmente un novedoso y científico enfoque de la apertura, basado en un intento de revelar todas las posibilidades estratégicas y tácticas de la posición”. Dentro de ese campo investigativo estuvo, por supuesto, la Defensa Francesa, una de sus armas predilectas.

Acotaciones sobre los aspectos técnicos.

El propio Botvinnik comenta sobre las primeras jugadas.

  • “Me parece que tras 1.e4,e6 2.d4,d5 3.Cd2 (en lugar de 3.Cc3) es más difícil para las negras obtener contrajuego”. (página13).
  • “1.e4,e6 2.d4,d5 3. Cc3,Ab4 esta aguda continuación ha sido popular por varias décadas. Muchas veces las negras caen en una posición relativamente difícil, pero obtienen activos contrachances” 4.e5 “Las blancas tienen muchas otras posibilidades no desfavorables (4.a3, 4.Ad2, 4.Ce2), pero desafortunadamente sólo se puede jugar una en cada partida! En el presente match  (1954) Smyslov eligió solo 4.e5 (partidas 1, 3 y 9) y 4.a3 (7, 19, y 21)”. (página 13)
  • “1.e4,e6 2.d4,d5 3.Cc3,Ab4 4.a3. Continuación vista raras veces. Me parece que 4.Ad2 es más lógico. Ahora los peones c doblados y el tiempo perdido con a3 le dan al negro buenos contrachances” (página 34).

V. Smyslov:

  • “1.e4,e6 2.d4,d5 3.Cc3,Cf6 4.Ag5,de4 continuación sólida, pero ligeramente pasiva. Las blancas tienen una pequeña ventaja de espacio que, sin embargo, puede ser neutralizada con juego preciso”. (página 119).

Mijaíl Tal:

  • “La Defensa francesa es una de las aperturas más complicadas. Por mucho tiempo se pensó que debía optarse por una larga lucha de maniobras, evitando escaramuzas inmediatas. Con los esfuerzos de los teóricos soviéticos Rauzer (para las blancas) y Botvinnik (para las negras) se encontraron vías para intensificar la posición en gran medida. En la variante empleada (3.Cc3,Ab4) por Botvinnik en esta partida las negras abandonan el alfil de casillas negras lo que debilita sensiblemente su flanco rey. Como compensación, ejerce presión sobre el comprometido flanco dama blanco. Muchas partidas con ésta variante han demostrado que si las blancas no tienen éxito en desarrollar una rápida iniciativa, tarde o temprano se harán sentir las debilidades en su posición. Precisamente por esto las blancas deben intentar inmediatamente forzar las cosas para evitar que la posición de su oponente se estabilice”. Tomado del texto “Tal-Botvinnik 1960” (primera partida).
  • “Una de mis aperturas menos exitosas. Casi todas las partidas en que la elegí terminaron en derrota-afortunadamente no fueron muchas de ellas…considero que esas derrotas no fueron accidentales. En la Francesa las negras tienen que jugar con mucha precisión, y esta es una cualidad que nunca tuve en gran medida, ni ahora, ni en mis primeros años”. Mijaíl Tal, citado por Graham Burgess.

El gran Víctor Korchnoi escribe en la obra Mis Mejores Partidas de Ajedrez:

  • “1.e4, e6 2. d4, d5 3. e5. La continuación crítica y, probablemente, la más antigua: las blancas ocupan espacio. Pero que sean capaces de mantener ese espacio, tal es la cuestión que ha preocupado a aficionados y expertos desde hace más de un siglo” (página 157).
  • Después de 12 jugadas en la partida J. Nunn-V. Korchnoi, Campeonato del Mundo por Equipos, Lucerna, 1985, comenta (páginas 94 y 95), ver diagrama:

“Una posición típica de la Defensa  Francesa, pero sin damas. Las blancas están mejor o, al menos, eso es lo que opinan todos los expertos, sin excepción. Pero ¿cuánto mejor? o, por decirlo de otro modo, ¿qué posibilidades reales tienen las blancas de ganar? Aquí las opiniones difieren. Las ventajas de la posición blanca son su control de la casilla central d4 y su masa móvil de peones en el flanco de rey. Pero la posición negra no debe ser subestimada. Tienen pocas debilidades (excepto, quizá, ¡la debilidad crónica de las casillas negras!), y disponen de la columna c semiabierta. Dudas acerca de la abrumadora superioridad de las blancas surgieron hace mucho tiempo. A comienzos del siglo XX, esta posición la jugaban, con negras, los eminentes grandes maestros Tarrasch y Maroczy. Debo decir también unas palabras acerca de los factores psicológicos. En algunos jugadores, bastante numerosos, su imaginación opera sólo cuando el juego guarda relación con el ataque y el contraataque al rey. Y, consciente o subconscientemente, pierden interés en el juego cuando se encuentran en una posición “árida” o en un tedioso final. Lo mismo le ha sucedido probablemente al lector: si teme que su oponente es un hábil atacante, trata de cambiar algunas piezas, en especial las damas. Bueno, sin duda habrá comprendido ya que tengo un gran respeto por John Nunn como jugador de ataque. . .”

En esta obra, recomendable, Korchnoi demuestra amplios conocimientos sobre la Teoría de las Aperturas, sobre los jugadores del pasado, y nos revela sus cualidades como jugador práctico y creativo.

  • En el Tomo V de My Great Predecessors (página 60), Kasparov refiere: “Un tema recurrente en la carrera de Korchnoi es la confianza en la solidez de las posiciones “francesas” con el peón d5 aislado. Hasta cierto punto él siguió el principio de Bronstein, formulado en el match con Botvinnik (1951): ¡con juego preciso el “aislado” se puede mantener! En efecto, Korchnoi no perdió ninguna Francesa en sus matches (1974 y 1978) pero, objetivamente, debe decirse que en ocasiones se sometió a una larga y obstinada defensa en posiciones dudosas”.

Magnus Carlsen, actual campeón, opina.

“En mis primeros años la consideraba, en el mejor de los casos, como apertura de segundo orden; incluso en cierta ocasión perdí una apuesta con uno de mis amigos y como resultado tenía que jugar 1….e6 en todas mis partidas con negras en un super torneo de Grandes Maestros. Afortunadamente mi amigo fue ambicioso y en vez de ello tomó dinero. Considero que ambas 1…c5 y 1…e5! son mejores elecciones, pero quería ganar esta partida de forma desesperada (estaba a un punto de los lideres Kramnik y Shirov en ese momento) y decidí intentar algo nuevo”. (Comentarios suyos a la partida S. Karjakin-M. Carlsen, Wijk Aan Zee 2010, 10ma ronda. MegaDatabase 2018).

Algunas partidas notables, bien por su valor general o por alguna fase o jugada.

  • Georg Marco – Geza Maroczy, Viena 1899. Final de caballos, convertido en ejemplo de manuales. Maroczy demostró su maestría en el final, explotando la ventaja de espacio con excelencia.
  • Juan Corzo – José R. Capablanca, La Habana, 1902. Con sólo 13 años de edad, Capablanca exhibió buen dominio del juego táctico y tras 27…Tg2!!, 28…Ah4!  y 29…Af2! demolió el flanco rey blanco.
  • S. Levitsky – Frank J. Marshall, Breslau, 1912. Marshall entró en la inmortalidad con una de las jugadas más espectaculares de la historia (23…Dg3!!), por supuesto, un sacrificio de dama.
  • Karl Schlechter – Akiba Rubinstein, San Sebastian, 1912. Final de torres conducido por Rubinstein con la maestría que lo caracterizó.
  • Alexander Tolush – Mijaíl Botvinnik, Campeonato de la URSS, Moscú 1945. Botvinnik ejecutó un profundo sacrificio posicional de calidad para convertir la partida en una joya posicional.
  • Eldis Cobo – Borislav Ivkov, Capablanca Memorial, 1963. Ivkov espetó un brillante e inesperado sacrificio de torre (19…Te5!!), seguido de la entrega de calidad, y así el ataque al rey blanco resultó decisivo.
  • J. Hjartarson – Jesús Nogueira, Belfort, 1988. Gran partida de ataque del Gran Maestro cubano en la Variante Winawer, jugada con un empuje arrollador. De valor técnico y estético.

Muestras tomadas.

A la base mencionada se suman las citas de San Luis, Argentina, 2005; V. Kramnik- P. Leko, Brissago, Suiza, 2004; Torneo de México 2007; V. Kramnik- V. Topalov, 2006; V. Anand- V. Kramnik, 2008; V. Anand-V. Topalov, 2010; V. Anand- B. Gelfand, 2012; M. Carlsen- V. Anand, 2013; M. Carlsen- V. Anand, 2014; M. Carlsen- S. Karjakin, 2016, y M. Carlsen- F. Caruana, 2018.

Se excluyen los siguientes mundiales de la FIDE: A. Karpov- J. Timman, Holanda-Indonesia 1993; A. Karpov- G. Kamsky, Elista 1996; Torneo por Sistema Knock out y match Karpov-Anand, Holanda-Suiza 1997-98; Torneo por Sistema Knock out, Las vegas 1999; Torneo por Sistema Knock out, Nueva Delhi –Teherán 2000; Torneo por Sistema Knock out, Moscú 2001; Torneo por Sistema Knock out, Trípoli,  Libia, 2004.

Aclaración: Se ha utilizado, fundamentalmente, la información y estadística tomada de bases de datos en soporte magnético ante la ausencia de otros más exactos, completos, y confiables como serían las monografías especializadas, investigaciones, y libros dedicados al tema. No obstante, aun cuando pudiera haber inexactitudes en los historiales de partidas de los jugadores, entendemos que tales diferencias no afectan el sentido de las ideas que se quiere expresar.

Fuentes:

  • www.ajedrez365.com 12 de marzo de 2007. “Aperturas de Ajedrez – Origen del nombre de Defensa Francesa.
  • www.es.m.wikipedia.org Defensa francesa.
  • www.theguardian.com Leonard Barden on Chess, 26 de marzo, 2020. Chess: Candidates stopped at midway point after Russia suspends air traffic.
  • DVD sobre los campeonatos mundiales desde 1886 hasta 2002 por ChessBase. Material en soporte magnético.
  • MegaDatabase 2018. Material en soporte magnético.
  • M. Botvinnik “Botvinnik-Smyslov, Three World Chess Championship Matches 1954, 1957, 1958” (página 13), New in Chess, 2009.
  • Reuben Fine “The Ideas Behind the Chess Openings”. David McKay Company, Inc. New York, 1943-1973 (páginas 66-78).
  • G. Kasparov “My Great Predecessors”, Tomos II (página 215) y V (página 60), Gloucester Publishers plc, formerly Everyman Publishers pic, Gloucester Mansions, 140a Shaftesbury Avenue, London, 2003.
  • Víctor Korchnoi “Mis Mejores Partidas de Ajedrez” (páginas 94, 95 y 157), Volumen 2, Partidas con negras. Ediciones Tutor S.A, España, 2006.
  • V. Smyslov “My Best Games of Chess 1935-1957” (página 119). Routledge and Kegan Paul, London, 1958.
  • M. Tal “Tal-Botvinnik 1960” (primera partida). Russell Enterprises, Inc., Milford, CT, USA, 2000.
  • Graham Burgess, John Nunn, y John Emms “The Mammoth Book of The World Greatest Chess Games”. Carrol and Graf Publishers, Inc. New York, 1998 (página 254).
  • Lev Psakhis “The Complete French” (prefacio), B. T. Batsford, Ltd, London, 1994.
Sobre Enrique Ferreiro García 775 artículos
Tiene más de 30 años de experiencia en el Ajedrez por Correspondencia, donde además de jugador, ha fungido como árbitro y directivo. Es Presidente de la Delegación Provincial de Ajedrez Postal en la provincia Las Tunas, Cuba. Ostenta los títulos de Experto Provincial de Ajedrez en Vivo y Maestro Nacional Senior, máximo título que confiere la Federación Cubana de Ajedrez Postal (FECAP). Se proclamó decimocuarto Campeón Cubano de Ajedrez Postal en 2005. Artículos, comentarios y partidas suyas han aparecido en el prestigioso Informador Yugoslavo de Ajedrez y en otras publicaciones como el Correspondence Chess Review ucraniano y Telejaque, órgano oficial de la FECAP. Se dedica a la investigación histórica del ajedrez y tiene varios libros inéditos sobre el tema. Aparece en un artículo de la Enciclopedia Colaborativa Cubana Ecured en el sitio: http://www.ecured.cu/index.php/Enrique_Ferreiro

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.