Luis Altuna-José R. Bosch: batallas memorables con el Gambito Budapest

Nos apasiona y enorgullece mirar atrás y ver cuán dignos deportistas eran nuestros antepasados de la Villa Azul.

Veremos rivalidad al más alto grado, valentía, respeto mutuo, preparaciones caseras, apuros de tiempo, en resumen, un buen ajedrez. Descargar partidas.

Ver artículo relacionado.

La rica historia del ajedrez en Puerto Padre reserva un capítulo especial para la fraternal rivalidad entre los destacados jugadores Luis Altuna González y José Ramón Bosch Parra, compañeros de armas de los equipos Puerto Padre y Oriente, pero que a nivel local sostenían dramáticos encuentros, bien fuere en los matches amistosos cuando el segundo representaba a Puerto Padre y el primero a Delicias, o en la lucha por la supremacía individual del municipio.

Gracias a la labor investigativa del Experto Nacional Pedro López Paz, amigo personal de ambos y apasionado del juego ciencia, podemos disfrutar hoy de un duelo teórico-práctico entre los dos ajedrecistas por los caminos del Gambito Budapest en la Apertura de Peón Dama. Se trata de tres partidas, “bastante correctas” a nuestro juicio, que bien vale la pena dar a conocer; en esta ocasión con los comentarios especializados de López Paz, testigo presencial de las partidas.

Veremos rivalidad al más alto grado, valentía, respeto mutuo, preparaciones caseras, apuros de tiempo, en resumen, un buen ajedrez.

Altuna González, Luis – Bosch Parra, José Ramón

Gambito Budapest [A51]

Campeonato Municipal Puerto Padre, Antigua Cámara de Comercio, 1963

[EN Pedro López Paz]

Esta partida enfrentó en la ronda final del campeonato a los dos más enconados rivales del ajedrez en el municipio. Ambos habían desarrollado un excelente torneo y, además de mantenerse invictos, llegaron a dicha ronda con medio punto de diferencia entre uno y otro favorable a Altuna. Por supuesto, unas tablas le bastaban para obtener el título por lo que hizo saber a su oponente, al iniciar la partida, que aceptaría el empate en cualquier situación favorable a las blancas. Tal vez con mucha intencionalidad trajo a la actualidad la proposición del Dr. Euwe a Alexander Alekhine en la última partida de su match por el Campeonato del Mundo en 1935. Es innecesario apuntar que la respuesta fue una negativa (¡es demasiado pronto!). El Dr. Bosch era un luchador y sólo tenía la alternativa de jugar a ganar-¡con piezas negras!- o “morir con las botas puestas”.

1.d4 [Consecuente con el propósito de desarrollar un juego sólido en el que perdure la ventaja de salida y una estructura de peones que demore las complicaciones tácticas lo más posible] 1…Cf6 2.c4 [Si quería eludir el combate cuerpo a cuerpo, era preferible haber jugado 2.Cf3 evitando entrar en el contragambito que sigue, pero Altuna tenía sus propios planes] 2…e5 [El arma favorita del Dr. Bosch para los duelos más importantes; con este arpón creó hermosas partidas de enrevesadas complicaciones y obtuvo resonantes victorias. Hacia 1917–según la literatura ajedrecística-los maestros húngaros Breyer, Abonyi y Baratz, idearon y analizaron este contragambito de espíritu azaroso que pretende evitar la tensión central de los peones que las blancas mantienen ventajosamente en otras aperturas, como por ejemplo, en el Gambito de Dama, desorganizar el centro enemigo, propiciar un rápido y temprano contraataque y apoderarse de la iniciativa. Ya en los años veinte perdió adeptos debido a la labor teórica de maestros y analistas que demostraron que la concesión voluntaria del centro, ante un juego correcto, conduce a una posición desfavorable para las negras aun cuando recuperen el peón. Sólo nos resta agregar que el Dr. Bosch fue un renovador, a nivel local, de este contragambito, y que mucho aprendimos de sus lecciones] 3.d5 [A pesar de que el primer jugador había preparado cómo rehusar el peón del gambito, dedicó varios minutos a repasar algunas de las variantes analizadas previamente; si bien evita cualquier sorpresa derivada de la preparación casera de su contendiente, le deja las manos sueltas. Altuna sabía perfectamente que después de 3.de5, Cg4 4.Cf3 (o 4.e4 o 4.Af4) las blancas mantenían la ventaja de salida por mucho tiempo, mientras que las negras deben perder tiempo-valga la repetición-en la recuperación del peón entregado. El tímido avance del peón dama revela, una vez más, que cuando se busca la división del punto lo mejor es jugar a ganar. 3.dxe5 es lo más empleado en la MegaDatabase 2018. La jugaron Capablanca, Alekhine, Euwe, Rubinstein, Spielmann, y en los tiempos modernos Kasparov, Anand, Kramnik, Aronian (E. Ferreiro)] 3…Ac5! [Respuesta inmediata. Las negras han resuelto tempranamente los problemas principales de la apertura. Era posible también: 3…Ab4+ y las negras no tienen de qué quejarse] 4.Cc3 d6 5.e4?! [Impulsivo avance, ocupa prematuramente el centro y lo consolida. Es una idea lógica, pero no feliz. 5.e3 parece lo mejor. La del texto concede poderío al alfil de c5 (E. Ferreiro); Preferibles eran: 5.a3; 5.Ad2; 5.g3; 5.Cf3] 5…Cg4! [Un chorro de agua helada en pleno invierno. Este sencillo salto del caballo rey a una casilla temática escapó a los análisis preparatorios del primer jugador. Ahora las negras se apoderan de la iniciativa] 6.Ch3 0–0 7.Ad3 [Mejores oportunidades de igualar las acciones (y la posición) daba 7.f3. 7.Ae2 Dh4 y 7.f3 Ce3 aparecen en la MegaDatabase 2018 con buenos resultados para las negras (E. Ferreiro)] Diagrama (juegan las negras):

7…Dh4 [Una dama aventurera, pero un ataque contra el monarca blanco tiene escasas oportunidades de prosperar sin ella. Las negras disponían de opciones tales como: 7…h6 pero el texto, al margen de cualquier crítica, es lo más interesante y activo manteniendo a las blancas a la defensiva. Indagando en las partidas disponibles (en 1967) no encontramos ninguna referencia a este desplazamiento de la reina (sólo una partida en la MgaDatabase 2018 jugada con posterioridad: Juer,J (2215)-Jacome,F, Sao Paulo, 2014, transcrita más abajo-nota de E. Ferreiro), tampoco en comentario alguno, lo que nos hace suponer que la idea surgió del laboratorio del Doctor] 8.0–0 [8.De2 h6 9.Ad2 Cd7 10.Cd1 f5 11.exf5 Cdf6 12.Ce3 e4 13.Ac2 Cxe3 14.Axe3 Ab4+ 15.Ad2 Axd2+ 16.Dxd2 e3 17.De2 exf2+ 18.Dxf2 Te8+ 19.Rd2 Dxc4 20.Tae1 Ce4+ 21.Axe4 Txe4 22.Txe4 Dxe4 23.Df3 De5 24.Rc2 Axf5+ 25.Rb3 Ae4 26.Dc3 Axd5+ 27.Ra3 Axg2 0–1 Juer,J (2215)-Jacome,F Sao Paulo 2014; Podía haber tenido en cuenta 8.Df3 aunque la posición de las negras es preferible] 8…h6 [Movimiento muy útil. Previene 9.Ag5 aunque este aguijonazo del alfil no constituía una amenaza de consideración] 9.Df3! [9.Ad2 Ad4. Con la del texto las blancas logran algún equilibrio] 9…Ad4 [Era preferible continuar el desarrollo con: 9…Cd7; 9…Ca6; 9…Ad7. Era interesante también intentar el socavamiento del centro con: 9…c6!?] 10.Cb5 [Amenaza eliminar el poderoso alfil en d4 con lo que mantiene la igualdad. En una partida posterior Altuna, contra el mismo adversario, movió 10.Ce2 e igualó la posición, no obstante, consideramos que 10.Cb5 sigue siendo la mejor alternativa] 10…Ab6 11.c5!? [Un golpe interesante, hallado después de una prolongada reflexión, que es suficiente para igualar, aunque parece más consistente 11.Rh1! a lo que podría seguir: 11…a6 12.Cc3 a5 13.De2 Ca6 14.Ad2= Lo cierto es que 11.c5 fue inesperado, a juzgar por el tiempo que invirtió el segundo jugador en el obvio movimiento que sigue] 11…dxc5 [Sin dudas, la mejor respuesta] 12.a4 Aa5 13.Ca3 [13.De2; 13.Ac2 reducían al mínimo la ya ligera superioridad de las negras] 13…c6 [Eran factibles también: 13…Ab4; 13…Td8] 14.Cc4 Ab4 15.De2 [Era mejor 15.Ae2 por supuesto, la presión emocional está afectando a ambos jugadores] 15…Cf6 [La idea es reagrupar sus fuerzas dirigiéndolas al centro. 15…Td8 (ventaja negra); 15…cxd5 con ligera superioridad] 16.Cxe5 Axh3 17.gxh3 cxd5 [No era mejor 17…Dxh3 18.d6 porque podrían surgir complicaciones innecesarias, pero era posible: 17…Te8 18.dxc6 Cxc6 19.Cxc6 bxc6 20.f3 Tad8 con ventaja] 18.exd5 Te8 19.f4 Cbd7 20.d6 [20.Rh1! c4 21.Axc4 Ad6 22.Df2 Dxh3 23.Cxd7 Cxd7 24.Dg3] 20…Cxe5 21.fxe5 Dd4+ 22.De3 Txe5 23.Dxd4 cxd4 24.Af4 Te6 [Más precisa era 24…Tee8 (ventaja negra)] 25.Ac4 Te4 26.Axh6 Diagrama (juegan las negras):

26…Td8 [A pesar del escaso tiempo que queda para reflexionar, el Dr. Bosch halla la mejor jugada, pero era suficiente también 26…Axd6 manteniendo la ventaja] 27.Ad3 Te6 28.Ag5 Axd6 29.Tad1 [No es lo mejor; su idea es presionar sobre d4. 29.Ac4 Te5 30.Axf6 gxf6 con ventaja] 29…Ae7 30.Ac4 Te5 [El reloj apremia, pero ambos están jugando muy bien. Ahora las negras intentarán simplificar la posición mediante cambios, más o menos forzados, para imponer su superioridad material] 31.Af4 [Era mejor 31.h4] 31…Th5 32.Rg2 Tc5 33.Ad3 [Merecían consideración otros movimientos que ofrecían mayor resistencia: 33.Ab3; 33.b3 con ventaja negra en ambos casos] 33…Cd5 34.Ad2 Rf8 [Un movimiento que no compromete la posición y gana tiempo (antes del control), pero eran mejores: 34…Tc6; 34…g6] 35.Tde1! Af6 36.Te4 [Sigue la defensa tenaz] 36…Ce3+ 37.Axe3 dxe3 38.Txe3 Axb2 39.Tb1 [Pudo intentarse: 39.Ab5 Td2+ 40.Te2 Txe2+ 41.Axe2 y luego de cumplir el control de tiempo, buscar un plan de defensa; desde luego, las negras buscarían el sendero para imponer su ventaja] 39…Af6 40.Txb7? [El clásico error en posición comprometida] 40…Tc3 [Decisivo] 41.Txa7? [Jugado aún bajo la presión del tiempo] 41…Ad4 0–1

Altuna González, Luis – Bosch Parra, José Ramón

Gambito Budapest [A51]

Delicias, Sindicato Azucarero, 1963

[EN Pedro López Paz]

En ésta partida “amistosa” asistimos a la continuación de una pugna teórica que al parecer ambos rivales habían iniciado en el Campeonato Municipal de éste año. Los dos se aferran a sus convicciones, de lo que derivará un duelo enconado e interesante.

1.d4 Cf6 2.c4 e5 3.d5 Ac5 4.Cc3 d6 5.e4 Cg4! 6.Ch3 0–0 7.Ad3 Dh4 8.0–0 h6 9.Df3 Ad4 10.Ce2 [Hasta aquí fue jugado rápidamente, en unos escasos minutos. Ahora Altuna se aparta de la línea seguida en el encuentro citado. Allí jugó: 10.Cb5 que parece lo mejor para las blancas. La posición se equilibra] 10…Ab6 11.Cg3?! [Eran mejores: 11.Ad2; 11.Rh1; 11.Ac2] 11…g6 12.Ac2 Cf6 [Decisión acertada: el caballo retorna para reforzar el centro y ejercer presión sobre la barrera blanca] 13.Ce2 [Este corcel también se reacomoda para evitar la pérdida de un peón. 13.Axh6!? Dxh6 14.Dxf6 Axh3 15.gxh3 Cd7 16.Df3 Dxh3 y las negras están mejor] 13…Ag4 [13…c6; 13…a5 eran opciones favorables a las negras] 14.Dg3 Dxg3 15.Cxg3 Rg7 16.Ad2 [16.Rh1] 16…Ad4! 17.Tab1 a5!? (ventaja negra) [17…Tc8 era una alternativa] 18.b3 [Jugada automática por un mecanismo de reflejo. Era mejor 18.Rh1 aunque con superioridad de las negras] 18…c6 [Inicia la erosión del centro. Resulta curioso que en ésta línea de defensa el caballo dama negro demora su entrada en combate; esto es posible por la colocación turística de los caballos blancos.] 19.Ad1 [Nuevamente era mejor 19.Rh1!] Diagrama (juegan las negras):

19…Ad7! [El Dr. Bosch demuestra cuán profundamente conoce este esquema-él era un magnífico jugador de esquemas-evitando cambiar su alfil dama pues su par blanco es un alfil bloqueado por sus propios infantes] 20.Rh1 [¡Por fin! Largamente meditado éste desplazamiento del rey blanco, es sumamente importante, como veremos, para neutralizar lo más posible la posición del alfil negro] 20…cxd5 21.cxd5 [Captura clásica: se recomienda en todos los manuales, y por todos los maestros, capturar hacia el centro, pero ahora era preferible retomar con el peón de e4. 21.exd5 y tras 21…b5 22.Cg1 Ca6 el negro continúa superior. Desde luego, no se puede criticar al primer jugador por no haber acertado en el cambio pues la variante la recomendó un potente Módulo (Stockfish) más de medio siglo después] 21…Ab5 (ventaja negra) [Había otras opciones que también proporcionaban ventaja a las negras: 21…Tc8; 21…Ca6, pero sin lugar a dudas el desplazamiento del alfil es lo mejor por el momento.] 22.Te1 [22.Ae2 Cxe4!–+] 22…Ad3 [El segundo jugador está conduciendo sus fuerzas enérgicamente, con maniobras sencillas pero eficaces.] 23.Tc1 Ca6 [A esta altura de la partida es cuando el Dr. Bosch desarrolla sus últimas piezas. El caballo sale. ¡Por la banda! y permite cierta movilidad a su torre dama, además, se impide la entrada de la torre blanca a c7, lo que, por cierto, era totalmente inocuo, por ejemplo: 23…Ab2 24.Tc7 Ca6 25.Txb7 Cc5 26.Tb6 Ccxe4 27.Cxe4 Cxe4] 24.Ac2 [Altuna se desenvuelve admirablemente en una posición inferior] 24…Cc5 (ventaja negra) [¡Muy bien! El caballo dama entra en la batalla ¡y de qué manera!] 25.f3! [Movimiento posible ahora gracias a la jugada 20] 25…Axc2 [Un cambio producto de la impaciencia, pero el tiempo comienza a ejercer su dominio. Con 25…b6! 26.Ae3 Axc2 27.Txc2 Cd3 obtenían ventaja] 26.Txc2 a4 27.b4?! [Era preferible 27.bxa4 Txa4 28.Ce2 Tfa8 29.Td1 y a las negras les sería muy difícil materializar su ventaja] 27…Cd3–+ 28.Td1! Tfc8! [Se juega bastante rápidamente, pero las jugadas de los caballeros no por ello dejan de ser espléndidas] 29.Txc8 Txc8 30.Ce2 [Debía haber intentado 30.Cf1 aunque las negras podían mantener su preponderancia] 30…Tc2 [Decisivo] 31.Axh6+ Rxh6 32.Cxd4 exd4 33.Txd3 Txa2 34.Txd4 Tb2 35.b5 a3 [El peón libre avanzado permite la estocada final] 36.Ta4 a2 37.Cg1 [Este caballo regresa de sus vacaciones después de haber estado contemplando los acontecimientos desde la banda; ahora intenta apoyar a la torre pero su par de color azabache se le adelanta] 37…Cd7 38.h4 [No hay más remedio que aguardar el mazazo final moviendo lo que se puede. Altuna juega con el zeitnot en que han caído ambos, caso contrario, habría abandonado] 38…Cc5 [No había que meditar para dar este salto, cuando un segundo es suficiente] 39.Ta3 Cb3 [Abandonan las blancas (por tiempo)] 0–1

Altuna González, Luis – Bosch Parra, José Ramón

Gambito Budapest [A52]

Match Puerto Padre- Delicias, Puerto Padre, Tablero 1, 1963

[EN Pedro López Paz]

Hemos hablado en alguna ocasión de los topes o encuentros entre equipos de distintas localidades, entre centros laborales o estudiantiles y hasta con marinos soviéticos. Eran encuentros amistosos, muy apasionados y entusiastas, a la vez que se formaban amistades y se fortalecían, se promocionaba el amor por el noble juego de los reyes que ahora comenzaba a convertirse en juego de masas. El número de ajedrecistas aficionados se multiplicó casi geométricamente y los torneos, de cualquier denominación, se realizaban todos los meses. De los encuentros ¡Ni se diga! Me atrevería a afirmar que no pasaba un mes en que no se desarrollara un match, dos o tres. Los promotores en la base, estimulados por el impulso que dio la Revolución a los deportes, fueron principalmente los jóvenes veteranos quienes coordinaban y organizaban los encuentros. Viajes a Tunas, Holguín, Velazco, Gibara, Manatí y otras localidades los costeaban de su peculio. Si muchos adolescentes pudimos mejorar nuestro juego y avanzar en este mundo del juego ciencia, arte y deporte, se debió sin dudas a la práctica constante sin desdeñar el estudio en la escasa bibliografía de que disponíamos en aquellos días. La partida que comentamos se celebró en uno de esos encuentros por equipos.

1.d4 Cf6 2.c4 e5 3.dxe5 [Este es el tercer momento en que los dos más fuertes ajedrecistas del patio se involucran en esta apertura. El duelo teórico continúa, pues ninguno de los dos caballeros rivales quería dar su brazo a torcer. Altuna regresa a la línea más recomendada y más prometedora para las blancas y deja de insistir en el avance 3.d5 que no le reportó buenos resultados] 3…Cg4 [3…Ce4 es otra línea de muchas complicaciones que el Dr. Bosch utilizó en dos ocasiones, que sepamos] 4.Af4 Ab4+ 5.Cd2 Cc6 6.Cgf3 De7 7.e3 Cgxe5 8.Cxe5 Cxe5 9.Ae2 d6 10.0–0 0–0 11.a3 Axd2 12.Dxd2 a5 13.Dd5 Ae6 14.Dxb7?! [Hasta este momento la partida avanzaba por los más rancios senderos trazados por la teoría a juzgar, además, por la relativa rapidez con que se realizaban los primeros trece movimientos; en el 14 Altuna se detuvo a meditar y se decidió por esta arriesgada captura buscando el conocido intento de desbalance. Era preferible 14.Dd4 con ligera ventaja blanca] 14…Tab8 15.De4 Txb2 [El Dr. Bosch acepta el reto y también asume los riesgos de tomar este peón] 16.Axe5 dxe5 17.Ad3 g6 18.Dxe5 Tb3 19.Ac2 Txa3 20.c5! Diagrama (juegan las negras):

20…f6?! [20…Txa1! 21.Txa1 Tb8 22.Txa5 Dd8 23.Ta1 Dd5! (Stockfish) con contrajuego adecuado para las negras (E. Ferreiro)] 21.Dd4 Td8 [21…Txa1±; 21…Ta2±] 22.Dxd8+ Dxd8 23.Txa3 Dd2 24.Ab3! Rf7 25.Axe6+ Rxe6 26.Tfa1 c6 27.Txa5 Dc3 28.h3 h5 29.g3 g5 30.Ta6 Dxc5 Diagrama (juegan las blancas):

[Se ha producido un choque, frecuente en los finales también, entre la pareja de torres de un bando y una dama del otro. Ambos adversarios intentarán imponer su estrategia: las blancas, con la fuerza combinada de sus poderosas torres, comprimir la posición negra e ir ganando material (peones). Las negras por su parte tratarán de impedir la coordinación de las torres, capturar algún que otro peón y hasta buscar un jaque perpetuo salvador] 31.Tb1!! g4 32.h4 Rd6 33.Td1+ Re5 34.Tb1 f5 35.Tba1 Dc2 36.T1a4 Dd1+ 37.Rh2 c5 [37…Df1?! 38.T6a5+ Rd6 39.Td4+ Re6 40.Tf4+–] 38.Tc4 Df3 39.Txc5+ Re4 40.Tc4+ Rd3 [Después de la tempestad debe venir la calma. El apuro de tiempo no afectó en nada este duelo de ideas. Se llegó al control y ahora asistiremos a un final de maniobras ofensivas y defensivas, abundantes e instructivas] 41.Tf4 Db7 42.Td4+ Rc2 43.Ta2+ Rb1 44.Tad2 Rc1 45.Td1+ Rc2 46.Td5 Rb2 47.T5d3 Rc2 48.T1d2+ Rc1 49.Td5 Df7 50.T2d4 Rb2 51.Tb5+ Rc3 52.Tc5+ Rb3 53.Td8 f4 54.Tb8+ Ra4 55.exf4 Da7 56.Tc4+ Ra3 [(Segundo control de tiempo)] 57.Tc3+ Ra4 58.Tb2 De7 59.Tc1 Ra3 60.Tb6 Ra2 61.Tc8 De4 62.Tcb8 Da4 63.f5 Da7 64.f6 [Las negras carecen de recursos defensivos; no se pueden parar las amenazas: o defiende el mate o trata de impedir la coronación del peón, pero ambas acciones son imparables a la vez] 1–0

Fuentes:

  • Archivo personal del Experto Nacional Pedro López Paz.

Ver además:

Sobre Enrique Ferreiro García 775 artículos
Tiene más de 30 años de experiencia en el Ajedrez por Correspondencia, donde además de jugador, ha fungido como árbitro y directivo. Es Presidente de la Delegación Provincial de Ajedrez Postal en la provincia Las Tunas, Cuba. Ostenta los títulos de Experto Provincial de Ajedrez en Vivo y Maestro Nacional Senior, máximo título que confiere la Federación Cubana de Ajedrez Postal (FECAP). Se proclamó decimocuarto Campeón Cubano de Ajedrez Postal en 2005. Artículos, comentarios y partidas suyas han aparecido en el prestigioso Informador Yugoslavo de Ajedrez y en otras publicaciones como el Correspondence Chess Review ucraniano y Telejaque, órgano oficial de la FECAP. Se dedica a la investigación histórica del ajedrez y tiene varios libros inéditos sobre el tema. Aparece en un artículo de la Enciclopedia Colaborativa Cubana Ecured en el sitio: http://www.ecured.cu/index.php/Enrique_Ferreiro

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.