Anatoly Karpov

…Si el oponente ofrece el juego agudo no me opongo, pero en tales casos me da menos satisfacción, incluso si yo gano, que si la partida se lleva a cabo de acuerdo con todas las reglas de la estrategia con su lógica despiadada. Anatoly Karpov

MI (ICCF) José Guillermo de la Rosa Solórzano.

El estrangulador de Zlatoust, el gélido Tolia, la Boa Constrictor, terminó su carrera como un frio y pausado jugador posicional; en sus partidas había un riesgo minimalista, era muy profiláctico, ahogaba a sus adversarios. Pero no siempre fue así, él fue un jugador ambidiestro, muy completo, que lo mismo podía conducir una partida por causes puramente estratégicos que fulminar a su rival con potentes ataques y golpes tácticos. Karpov era realmente temible. Robert Fischer lo pudo percibir, pues ya en el lejano 1975 se podía ver su potencial. Los expertos creen que Fischer tenía leve ventaja en el match por el campeonato del mundo de 1975, pues la inexperiencia de Karpov de seguro le pasaría factura, pero nadie crea que era de fácil pronóstico el match, una verdadera lástima que este no se produjera.

En 1975 Karpov tenía solo 24 años y estaba en el apogeo de su carrera, lucía una energía poderosa en su ajedrez, dominaba las aperturas que jugaba, atacaba y se defendía bien, era un buen finalista, no se le veían lagunas más allá de su engañoso físico, flaco y endeble, pero que jamás le jugó una mala pasada pues la fuerza interior de Karpov era mayor que la física. Su voz no era grave (hay un video donde se ve a Boris Spassky burlándose de la tonalidad de Karpov), más bien era una voz aguda. Se veía sencillo y no era un charlatán pues sus declaraciones eran respetuosas y moderadas, sin embargo, sobre el tablero se convertía en una bestia, un implacable asesino que no estaba dispuesto a pactar con nadie. Todos le temían.

En esa época solo el “viejo” Víctor Korchnoi le plantó cara, pero Karpov fue superior. Luego surgió la tromba Kasparov que arrasó con todo el que se le puso en el camino, menos… con Karpov que se batió de tú a tú contra él. Al final Garry Kasparov lo superó, pero por muy estrecho margen (+2 en 144 partidas). Es justo que se reconozca a Anatoly Karpov como uno de los ajedrecistas más grandes de todos los tiempos.

«Hay algo en las partidas de Karpov que no se puede entender». Kramnik

Karpov definió así su propio estilo de juego: “Digamos que la partida puede continuar de dos maneras: una de ellas es un hermoso golpe táctico que da lugar a variantes que no se pueden calcular con precisión; el otro es clara presión posicional que conduce a un final con posibilidades microscópicas de la victoria…. yo elegiría esta última sin pensarlo dos veces. Si el oponente ofrece el juego agudo no me opongo, pero en tales casos me da menos satisfacción, incluso si yo gano, que si la partida se lleva a cabo de acuerdo con todas las reglas de la estrategia con su lógica despiadada.”

Veamos dos partidas de Karpov comentadas por el GM Zenon Franco y MF Leontxo García. 

A. Karpov (URSS) – E. Gik (URSS)

Defensa Siciliana, Variante del Dragón [B79]

Campeonato Universitario (5). Moscú, 1968

[MF Leontxo García]

Anatoli Yevguénievich Kárpov fue un niño muy enfermizo en Zlatust (montes Urales), que se refugió en el tablero y los libros de ajedrez, siempre en su cama hasta que su madre se los quitó. Así desarrolló la capacidad de jugar a ciegas y una voluntad de hierro, unida a un talento enorme, sobre todo para la comprensión profunda de la estrategia. Pero también brillaba en la táctica cuando era preciso, como en esta partida, a los 17 años. Defensa Siciliana (B79):

1.e4 c5 2.Cf3 d6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 g6 6.Ae3 Ag7 7.f3 0–0 8.Ac4 Cc6 9.Dd2 Da5 10.0–0–0 Ad7 11.h4 Ce5 12.Ab3 Tfc8 13.h5 Cxh5 14.Ah6 Axh6 15.Dxh6 Txc3 16.bxc3 Dxc3 17.Ce2! [(novedad de Kárpov, que mejoró 17.Rb1?! Cc4 18.Axc4 Dxc4 19.g4 Cf6 con buen juego negro, Westermeier-Whiteley, Groninga 1966)] 17…Dc5 18.g4?! [(esta posición no ha vuelto a surgir en la práctica magistral porque las blancas pueden jugar ya 18.Txh5!! gxh5 19.Th1 y no habría nada mejor que 19…Ag4 20.fxg4 Cxg4 21.Dxh5 Dxh5 22.Txh5 Cf6 23.Tf5 con ventaja decisiva)] 18…Cf6? [(existe el recurso 18…Axg4!! 19.fxg4 Cxg4 20.Dd2 Cf2 21.Tdf1 Cf6 22.Th4 De5 23.Cc3 C2xe4 24.Axf7+ Rh8 25.De3 Cxc3 26.Dxe5 dxe5 27.Axg6 Rg7 28.Axh7 Ce2+ 29.Rd2 Cf4 con probable empate)] 19.g5 Ch5 Diagrama (Juegan las blancas):

20.Txh5!! [(la clave de toda la idea, que convierte a esta partida en un referente histórico)] 20…gxh5 21.Th1 De3+ 22.Rb1 Dxf3 23.Txh5 e6 [(diagrama)] 24.g6!! [(solo así se gana; si 24.Dxh7+? Rf8 25.Dh8+? Re7 26.Dxa8 Dxh5 ganan las negras)] 24…Cxg6 25.Dxh7+ Rf8 26.Tf5! Dxb3+ 27.axb3 exf5 28.Cf4! Td8 29.Dh6+ Re8 30.Cxg6 fxg6 31.Dxg6+ Re7 32.Dg5+ Re8 33.exf5 Tc8 34.Dg8+ Re7 35.Dg7+ Rd8 36.f6 y Gik se rindió. 1–0

Karpov, Anatoly (2740) – Topalov, Veselin (2640)

Apertura Inglesa [A33]

Linares (4), 27.02.1994

[GM Zenón Franco]

1.d4 Cf6 2.c4 c5 3.Cf3! [“Jugando contra el adversario” a lo Lasker, Karpov evita posiciones dinámicas como un Gambito Volga o una Indo-Benoni, Topalov comentó tras la partida que esta jugada no le gustó.] 3…cxd4 4.Cxd4 e6 5.g3 Cc6 6.Ag2 Ac5 7.Cb3 Ae7 8.Cc3 0–0 9.0–0 d6 10.Af4 Ch5 11.e3! [Una novedad en su momento, lo más usual era 11.Ae3; Karpov comentó: “Las blancas abren la columna e para lograr aún más presión. Además los peones de c4 y f4 son unos excelentes guardianes para los peones de d6 y e6”.] 11…Cxf4 12.exf4 Ad7 13.Dd2 Db8 14.Tfe1! [Con la amenaza de un oportuno f5.] 14…g6 [Karpov señala que esta debilidad del enroque parece no tener importancia, dado que hay varias piezas blancas en el otro flanco.] 15.h4 [Otra posibilidad era 15.Tad1 Td8 16.Ce4 Ae8 17.Dc3 y luego Cf6+, pero Karpov indica que el caballo de b3 quedaría muy alejado, y las negras lograrían contrajuego con 17…b5] 15…a6 [15…h5 debilitaría peligrosamente el enroque aunque los caballos blancos están lejos. “Las blancas se abren paso contra el enroque tras 16.Tad1 Td8 17.f5! gxf5 18.Dh6 “Con serias intenciones”.] 16.h5 [16.Cd5 no lleva a nada tras 16…exd5! 17.cxd5 Af6 18.dxc6 bxc6 y la dama defiende el peón de d6.] 16…b5 [“El joven búlgaro pertenece a la categoría de jugadores activos que constantemente buscan contrajuego” (Karpov). 16…Ta7 17.h6 b5 18.Cd4 “parecía muy peligroso”, señaló Karpov.] 17.hxg6 hxg6 18.Cc5! dxc5 [A 18…Ae8 Karpov cita 19.Cxa6 (mejor aún parece la otra sugerencia 19.Cxe6 fxe6 20.Txe6 Tf6 21.Tae1 Txe6 22.Txe6 Af7 23.De3 con gran ventaja.) 19…Txa6 20.cxb5 Tb6 21.bxc6 que era más de su gusto, aunque Houdini no lo ve tan claro.] 19.Dxd7 Tc8 Diagrama (Juegan las blancas):

20.Txe6! [“Un golpe asombroso” (Kasparov). “!La clave de la idea blanca! Como un tornado, la torre arrastra la posición negra y aleja a soplidos el resguardo del rey negro”. (Karpov). 20.Axc6 Ta7 21.Dd3 Txc6 22.cxb5 c4 23.Df3 Tc8 no era claro.] 20…Ta7 21.Txg6+ fxg6 [21…Rf8 pierde tras 22.Dh3 fxg6? 23.Dh8+ y mate.; 21…Rh7 también se refuta con 22.Dh3+ Rxg6 23.Ae4+ con mate forzado tras por ejemplo 23…f5 (23…Rg7? 24.Dh7+ y mate.) 24.Dxf5+ Rg7 25.Dh7+ Rf8 26.Dh8+ Rf7 27.Ad5+ Rg6 28.f5+ Rxf5 29.Dh7+ Re5 y lo más rápido es 30.Dh6!] 22.De6+ Rg7 23.Axc6 [Hay dos peones y ataque por la calidad, la superioridad blanca es decisiva.] 23…Td8 24.cxb5 Af6 25.Ce4 Ad4 26.bxa6 [Lo más preciso, entre varias líneas prometedoras.] 26…Db6 27.Td1 Dxa6 28.Txd4! [“!La tercera entrega de torre en una misma partida! Una situación poco común, especialmente en torneos de tan alto nivel”. (Karpov)] 28…Txd4 29.Df6+ Rg8 30.Dxg6+ Rf8 31.De8+ Rg7 32.De5+ [Lo mejor, 32.Cxc5 Td1+ 33.Rh2 Df1 34.De5+ Rh6 35.Dh8+ Rg6 36.f5+ Rf7 37.Dh7+ Rf6 38.Ce4+ Re5 39.Dh8+ Rxf5 40.Dh5+ y mate en dos era otro camino ganador, pero Karpov no tenía tiempo para calcular con precisión los jaques correctos.] 32…Rg8 33.Cf6+ [33.De6+!] 33…Rf7 34.Ae8+ Rf8 35.Dxc5+ Dd6 36.Dxa7 Dxf6 [Karpov indicó que “Una defensa interesante, basada en motivos de ahogado era 36…Td1+ 37.Rg2 Tg1+ 38.Rh3! (38.Rxg1?? sería tablas tras 38…Dd1+ 39.Rg2 Dh1+) 38…Th1+ 39.Rg4 y las blancas ganan”.] 37.Ah5 Td2 38.b3 Tb2 39.Rg2 1–0

Ver además:

Sobre Enrique Ferreiro García 803 artículos
Tiene más de 30 años de experiencia en el Ajedrez por Correspondencia, donde además de jugador, ha fungido como árbitro y directivo. Es Presidente de la Delegación Provincial de Ajedrez Postal en la provincia Las Tunas, Cuba. Ostenta los títulos de Experto Provincial de Ajedrez en Vivo y Maestro Nacional Senior, máximo título que confiere la Federación Cubana de Ajedrez Postal (FECAP). Se proclamó decimocuarto Campeón Cubano de Ajedrez Postal en 2005. Artículos, comentarios y partidas suyas han aparecido en el prestigioso Informador Yugoslavo de Ajedrez y en otras publicaciones como el Correspondence Chess Review ucraniano y Telejaque, órgano oficial de la FECAP. Se dedica a la investigación histórica del ajedrez y tiene varios libros inéditos sobre el tema. Aparece en un artículo de la Enciclopedia Colaborativa Cubana Ecured en el sitio: http://www.ecured.cu/index.php/Enrique_Ferreiro

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.