El Gambito Evans: historia, debate e instrucción

gambito evans (www.ajedrezconhumor.blogspot.com.es)

A través de una partida jugada en la década del 60 del siglo pasado en Cuba, disfrutaremos de un pequeño recorrido por el devenir histórico del famoso Gambito Evans.

Por el Experto Nacional Pedro López Paz.

William Davis Evans

Como es sabido, en 1824 un oficial de la marina mercante británica ideó este romántico gambito (1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ac4 Ac5 4.b4) para provocar un juego fértil en golpes tácticos y combinaciones azarosas, ataques y sacrificios pasmosos. Fue, sin lugar a dudas, un intento de dar nuevos aires al desgastado Giuco Piano con el retoque de un sacrificio de peón que encontró de inmediato muchos simpatizantes entre los jugadores de ataque. Maestros de la estatura de Labourdonnais, Morphy, Anderssen y Tchigorin, entre otros, no vacilaron en incorporarlo a sus respectivos repertorios y lo enriquecieron en toda su concepción táctica y estratégica. Con la aparición de artífices del juego posicional-bástenos citar a Steinitz y a Lasker- surgieron también sistemas defensivos más convenientes para el bando defensor, con lo que el gambito del Capitán William Davis Evans decayó de manera notable por ser inocuo contra un correcto desempeño posicional. Aun así, muchos reputados teóricos realizaron relevantes estudios de sumo interés: Tchigorin, Jaenish, Schiffers, Alapin, Sokolsky, Levenfish, Kan, Keres… No deja de llamar la atención que el inventor del gambito-hecho que le permitió integrar por derecho propio la extensa galería de los más célebres ajedrecistas de la historia-era marino de un buque de la armada inglesa y luego capitán de un barco de correos y pasajeros. Se dice que aprendió relativamente tarde (a los 28 años) a jugar al ajedrez, pero lo más asombroso es que en 1824, apenas seis años después, creó su gambito. Esto no es algo cotidiano, ni siquiera frecuente. Aunque el capitán William D. Evans no es considerado un elegido de los dioses, debemos reconocer que era un innovador en toda la extensión del vocablo: entre sus invenciones está un sistema de señalización marítima muy original y efectivo en su tiempo; tanto fue así que por ello recibió sendos premios del gobierno de su país y del de Rusia.

La aceptación del gambito (4…Axb4) es la alternativa por excelencia, a pesar de que las blancas logran de momento algunos de sus propósitos: desplazamiento del alfil rey negro a una casilla menos centralizada, ganancia de un tiempo importante, y quizás más, sobre la base del principio de que no se debe mover la misma pieza más de una vez en la apertura sin una razón poderosa, además, en b4 éste alfil es más susceptible de amenazas directas y se propicia la apertura de vías para el desarrollo inmediato de las piezas propias. Por otro lado, el retroceso 4…Ab6 concede más tiempos y un ligero favoritismo a las blancas, mientras que 4…Ae7 y 4… Cb4 pueden proporcionar una plácida igualdad derivada de un juego muy preciso.

Vayamos a la acción sólo 50 años atrás (descargar en pgn). Los comentarios son de 1969 con algunas modificaciones (muy pocas) de 2019. Pedro en 1969 tenía 20 años y hoy 70.

Fernández, Fernando – López Paz, Pedro

Gambito Evans [C51]

Santiago de Cuba, 26.01.1969

[Pedro López Paz]

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ac4 Ac5 [En éste momento estuve tentado a proponer la Defensa de los Dos Caballos (con 3…Cf6) que ofrece muchísimas perspectivas de lucha a las negras; defensa que, además, habíamos examinado repetidamente, tanto en estudios más o menos teóricos como en partidas magistrales. Muchas son las variantes de ataque y de contraataque que se producen, pero me desagradaba la posibilidad de entrar en la Apertura de los Cuatro Caballos llevando las piezas negras] 4.b4! [Esta fue una pequeña sorpresa, casi siglo y medio después de su invención] 4…Axb4 5.c3 [Además de éste amenazador paso, las blancas disponían de 5.0–0] 5…Aa5 [En concordancia con la opinión de varios teóricos que dan preferencia a ésta retirada por considerarla más flexible y menos comprometedora para las negras que otras disponibles. Con todo y sus posibles inconvenientes, la ubicación del alfil rey en a5, donde puede ser agredido mediante un eventual Da4, otros repliegues ofrecen más oportunidades al adversario de tomar la delantera: 5…Ac5; 5…Ad6; 5…Ae7; 5…f5 (una descabellada propuesta de Cordel) 6.cxb4 fxe4 7.b5 Ca5 8.Axg8 Txg8 9.Cxe5+–] 6.d4 [reputado como lo más enérgico, aún para mantener la igualdad de posibilidades. Nueve maestros de cada diez dan éste avance del peón d como lo más fuerte, y es una creación de Staunton. El lance de Tchigorin, 6.0–0, es menos exacto según demostraron Sanders, Alapin, Lasker y Labourdonnais, entre otros] 6…exd4 [Es correcto entrar, sin ningún temor, en el cuerpo a cuerpo, pero 6…d6 (jugada de Alapin); 6…Cge7 (sin propietario reconocido), mantenían el equilibrio. Además, las negras disponían de; 6…Ab6 (Chajes y otros); 6…Df6 (Steinitz); 6…b5 (Leonhardt). Créalo o no, todo este entramado de variantes lo habíamos aprendido en un club de aficionados al ajedrez en una pequeña aldea del oriente cubano, donde el Gambito Evans, como otras tantas aperturas y defensas novedosas entonces para nosotros, provocó tantas discusiones acaloradas] 7.0–0 [Las blancas tenían otras elecciones: 7.e5 d5 8.exd6 Dxd6 9.0–0 Cge7! y las negras no tienen ningún problema de apertura Marache-Morphy, New York, 1857; 7.Db3 De7 (7…Df6 8.0–0 d3= Juan A. Cordero-Benigno Justo, Santiago de Cuba, 1967) 8.0–0 Ab6 9.Aa3 (9.Te1 Ca5 J. Sardiñas- Pedro López Paz, Corr. 1972–73; 9.cxd4 Cxd4= Luis Velázquez-Pedro López Paz, , Santiago de Cuba, 1967) 9…Df6 10.e5 Dg6 11.cxd4 Cxd4 12.Cxd4 Axd4 13.Cc3 Axc3 14.Dxc3 Ce7 15.Tad1 b6 16.e6 (16.Tfe1 Ab7 17.Dh3±) 16…fxe6 17.Axe7! Rxe7 18.Axe6+–; 7.Cxd4?! Parece ser menos enérgica en éste momento y da ventaja indiscutible a las negras] 7…Ab6 [Aquí se han probado varias ideas, y 7…Cf6 parece ser lo más exacto: 8.e5 d5 9.exf6 dxc4 10.fxg7 Tg8 11.Te1+ (11.Ag5 Dd5) 11…Ae6 12.Ag5 Dd5 y las posibilidades son equivalentes B. Palacios-P. López Paz, La Habana, 1969; Dejamos de última 7…d3 para traer a colación una verdadera maravilla de un genial especialista del juego de gambito, que asombró a sus contemporáneos-y a nosotros-por su maestría en los ataques y por lo sutil de su inventiva: La Siempreviva de Anderssen, se jugó: 8.Db3 Df6 9.e5! Dg6 10.Te1 Cge7 11.Aa3 b5 12.Dxb5 Tb8 13.Da4 Ab6 14.Cbd2 Ab7 15.Ce4 Df5 16.Axd3 Dh5 17.Cf6+ gxf6 18.exf6 Tg8 19.Tad1 Dxf3 20.Txe7+! Cxe7 21.Dxd7+!! Rxd7 22.Af5+ Re8 23.Ad7+ Rf8 24.Axe7# 1–0 Anderssen,A-Dufresne,J, Berlin 1852] 8.cxd4 [8.Te1 conduce a la igualdad] 8…d6 [8…Ca5 9.Ad3 con igualdad] 9.Cc3 [Especialistas de la talla de Morphy y Tchigorin tenían como favorito este movimiento que consideraban el más fuerte. Fernández comparte la misma preferencia. La feracidad de ésta posición es tanta que las blancas disponían, además, de: 9.Ab2; 9.a4; 9.Te1; 9.h3; 9.Ad2 con posibilidades más o menos parejas para ambos bandos. La continuación predilecta de Anderssen es considerada inferior: 9.d5] Diagrama (Juegan las negras):

9…Cf6?! [Jugada natural de desarrollo, pero no por ello deja de ser una tácita provocación; otras opciones eran: 9…Ca5 10.Te1 Cxc4 11.Da4+ c6 12.Dxc4 Ce7 13.Ag5 0–0 14.d5 f6 15.dxc6+ Rh8= Johner-Spielmann, Baden, 1914; 9…h6 y 9…Ag4 con juego parejo en ambos casos. (9…Ca5 y 9…Ag4 son, por amplio margen, las movidas más utilizadas en la MegaDatabase 2019, con los mejores por cientos de efectividad y empleadas por jugadores como Morphy, Anderssen, Steinitz, Blackburne, Chigorin, Schlechter, Gunsberg, y Spielmann. E. Ferreiro)] 10.e5! [Como en la partida Lehmann- Müller, Wangen, 1952. Aprovecha la oportunidad para arreciar la lucha por la iniciativa, todo muy a tono con el espíritu romántico del gambito. De nuevo 10.Te1; 10.h3 mantenían equilibrada la posición] 10…dxe5 [Con todos sus inconvenientes es la mejor elección. Muchos riesgos entrañaban 10…Cg4; 10…Axd4 pues la supervivencia del monarca negro está en juego] 11.Aa3! [Con excelente criterio el primer jugador no vacila en sacrificar otro peón para abrir líneas y diagonales (¿Acaso no jugamos una apertura abierta?) lo que le proporcionará mayores posibilidades de intensificar el ataque al entorpecer el retiro del rey contrario de su colocación inicial 11.Da4=; 11.Db3 con ligera ventaja negra] 11…Cxd4!? [Aventurado y temerario, sin dudas, pero sorpresivo porque perturba los planes de las blancas. Mi oponente expresó después de la partida que “había sido un golpe sicológico” pues esperaba 11…Ae612.d5 Cxd5 13.Axd5 Axd5 14.Cxd5 Dd7 15.Cxe5 con una victoria fácil. Con 11…Ad4 también tenía posibilidades de obtener alguna ventaja. Lehmann obtuvo una brillante victoria contra Müller en Wangen: 11…Ca5 12.Cxe5 Cxc4 13.Da4+ Ad7 14.Dxc4 Ae6 15.d5 Axd5 16.Da4+ c6 17.Tad1 Cd7 18.Cxd7 Dxd7 19.Cxd5 cxd5 20.Txd5!! 1–0 Lehmann-Muller, Wangen, 1952] 12.Cxe5 [Las blancas han adquirido una peligrosa iniciativa. Lograban ventaja también con: 12.Da4+; 12.Cxd4] 12…Ae6 [Única] 13.Te1 [13.Axe6±; 13.Da4+±] 13…c6! [Jugado con mucha seguridad. Era tentadora 13…c5, pero menos segura, mientras que 13…Aa5 era un suicidio] 14.Ca4 Aa5 15.Te3 b5!? [Arrecia las complicaciones y con ello los riesgos y las inquietudes. Mi rival meditó largamente su siguiente movimiento. Sin dudas, la jugada más atrayente de que disponían las negras era: 15…Ac7 pero aun así podría seguir: 16.Cc5 Axe5 17.Txe5 0–0 18.Cxe6 Cxe6 19.Axf8 Rxf8 20.Axe6± En caso de 15…Ab6 las blancas quedaban también con la ventaja. Es importante saber que en posiciones como la presente y con el tiempo en conteo regresivo, es preferible hacer la jugada menos esperada y la más desagradable al adversario, que hacer la más lógica y evidente] 16.Axe6 fxe6! [única] 17.Cxc6 Cxc6 18.Txe6+ Rf7 19.Td6?! [Las blancas no aciertan en una posición crítica, tenía posibilidades mucho mejores después de: 19.Db3! Rg6 20.Td1 Cd4 21.Dg3+ y su iniciativa se torna muy peligrosa. El temor a la falta de tiempo necesario y suficiente-algo que hemos visto y padecido con frecuencia-facilita la defensa de las negras. Ahora se produce otra “pequeña sorpresa”] Diagrama (Juegan las negras):

19…bxa4! [Correcta en lo esencial y descubierta en un último momento después de desechar 19…De8 20.Db3+ Rg6 21.Dc2++–; y cuando estaba por mover 19…Dc8 20.Db3+ (ligera ventaja blanca). En este instante las blancas habían consumido casi todo su tiempo] 20.Txd8 [También conducía al equilibrio: 20.Dxa4 Tc8 21.Dc4+ Rg6 22.Dg4+= una buena opción, sin dudas] 20…Thxd8 21.Dxa4 Tac8 (ligera ventaja negra) 22.Tc1 [Debieron evaluar la preferencia de 22.Ab2=; 22.h3=] 22…Ab6! [22…Td4=; 22…Ce7=] 23.Db3+ Cd5!? [No es mejor jugada que 23…Rg6; o 23…Td5 pero fue una tercera sorpresa a juzgar por la siguiente movida] 24.Td1?! [Pierde el paso. Era necesario decidirse por 24.Df3+!? Rg8 25.De4 Cf6 26.De6+ Rh8 27.g3=] 24…Cd4! [Un salto concluyente. por primera vez las negras respiran a pleno pulmón] 25.Dd3 [No hay alternativas salvadoras 25.Txd4 Axd4 26.g3 Tc3 ganando] 25…Cc3 26.Rf1 [No había escapatoria alguna con 26.Rh1 Cxd1] 26…Cxd1 27.Dxd1 Tc2 28.Dg4 Txa2 29.Df4+ Rg8 30.Ac1 Ta1 31.Re1 Tc8 32.Rd1 Cb3 [Tiempo] 0–1

Fuentes:

  • Archivo del Experto Nacional Pedro López Paz.

Ver además:

Sobre Enrique Ferreiro García 803 artículos
Tiene más de 30 años de experiencia en el Ajedrez por Correspondencia, donde además de jugador, ha fungido como árbitro y directivo. Es Presidente de la Delegación Provincial de Ajedrez Postal en la provincia Las Tunas, Cuba. Ostenta los títulos de Experto Provincial de Ajedrez en Vivo y Maestro Nacional Senior, máximo título que confiere la Federación Cubana de Ajedrez Postal (FECAP). Se proclamó decimocuarto Campeón Cubano de Ajedrez Postal en 2005. Artículos, comentarios y partidas suyas han aparecido en el prestigioso Informador Yugoslavo de Ajedrez y en otras publicaciones como el Correspondence Chess Review ucraniano y Telejaque, órgano oficial de la FECAP. Se dedica a la investigación histórica del ajedrez y tiene varios libros inéditos sobre el tema. Aparece en un artículo de la Enciclopedia Colaborativa Cubana Ecured en el sitio: http://www.ecured.cu/index.php/Enrique_Ferreiro

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.