Recuerdos Ajedrecísticos, Parte IX (Final)

Carlos Daniel Albornoz

Por Clemente Morgado Machado

Ver Partes I, II, III, IV, V, VI, VII, y VIII.

De capítulos anteriores se me olvidó mencionar a la talentosa jugadora Laura Amalia Zayas, Laurita, que fue campeona nacional juvenil y se quedó en México con su entonces compañero, Jorge León Oquendo y luego ambos pasaron a los Estados Unidos donde allí residen ya separados. No recuerdo en qué año fue campeona juvenil Laurita pero que yo conozca ha sido la única camagüeyana campeona nacional juvenil de ajedrez.


Ahora continúo con el torneo por el natalicio del Che en junio de 2016 en el puerto de Nuevitas, provincia de Camagüey. Como pasé tanto trabajo para adquirir el ELO, que finalmente lo conseguí a los 46 años de edad, decidí que iba a mantener la mayor caballerosidad y honor en mis juegos ajedrecísticos. Comencé bien en el torneo a doble vuelta, ganando y en primer lugar, pero luego me agoté por el ritmo de juego, se jugaba tres horas por la mañana en la academia de ajedrez de Nuevitas cerca del parque principal, hacíamos un receso para almorzar en la hotelera Sabinal, en el Microdistrito, pasada la Plaza 26 de Julio, por lo que había que caminar más de un kilómetro ida y vuelta y jugar 3 horas más por la tarde. Por la noche no descansaba bien porque el jugador Omar Rodríguez, en paz descanse, estaba hasta altas horas de la noche, jugando, bebiendo y fumando en el apartamento-albergue. En la segunda vuelta perdí varias partidas inexplicables, hasta cometí una jugada ilegal en una larga partida contra Omar, algo que nunca me había pasado en mi carrera ajedrecística. También por caballerosidad perdí el primer lugar del torneo, les cuento que el jugador Luís ¨Papita¨ Santana es religioso y no puede jugar los sábados hasta que caiga el Sol y tuve que acordar tablas sin jugar, para no ganarle por no presentación. Otro jugador llamado Modesto, al que le había ganado en la primera vuelta, comenzando nuestra partida de la segunda vuelta, le sonó el móvil que traía y hasta conversó por él, el árbitro había salido un momento del salón de juego a buscar una medicina, cuando me preguntó mi rival que iba a hacer, porque tenía derecho a ganar la partida por usar el celular, le dije a Modestico – Yo vine aquí a ganar en el tablero, vamos a jugar. Esa partida finalmente la perdí. Para colmo en la última ronda se adelantó la hora de comienzo para domingo a las 7.30am y mí rival, Luís, el Chino de Nuevitas, a las 8am no había aparecido, por lo que correspondía decretar la no presentación, ya que la tolerancia para llegadas tardes según las bases del torneo era de 30 minutos. Asumí que el Chino no se había enterado del cambio de hora de la ronda, como sucedió en efecto y como quería coger el tren a Camagüey de las 9am, pues llené la planilla con varias jugadas que finalizaban en una posición tablas, la firmé y me fui con la indicación de que cuando llegara el Chino firmara la planilla y aceptara el empate, lo cual se realizó así. Ese torneo me costó perder casi 100 puntos del ELO pero no me arrepiento porque la pasé bien en Nuevitas alguna utilidad tenía que darle al ELO. De ese torneo regresé muy preocupado porque llegué a pensar que con 48 años estaba perdiendo facultades mentales y que era hora de retirarme, sin embargo el MF Orlando Martin me dio buenos consejos y me alentó a jugar el campeonato municipal social de Camagüey hasta 2200 de ELO, que se jugó en el propio mes de junio de 2016. Allí las cosas fueron distintas porque jugué más descansado, una partida diaria y creo fue para mí el mejor torneo de mi vida por el ELO de mis rivales. Como era un torneo clasificatorio que otorgaba cinco plazas para la semifinal provincial gané las partidas que tenía que ganar y entablé las otras para quedar invicto en el segundo lugar, con cinco puntos de siete posibles, por delante incluso de jugadores que me superaban ampliamente en el ELO. El torneo lo ganó el talentoso jugador Ricardito Nieves que estaba intransitable y también quedó invicto. Nieves no acordó tablas con nadie sin jugar, todas las partidas las jugó a ganar, incluso la tabla nuestra fue jugada en el tablero, no acordada previamente. Pero entonces sucedió lo de siempre, las promesas incumplidas. Como ese año 2016, el equipo de beisbol de Camagüey clasificó para la segunda fase de la serie nacional, los directivos del INDER alegaron que era un gasto no planificado y cogieron el presupuesto de otros deportes incluyendo el presupuesto de la semifinal provincial de ajedrez que no se celebró y en su lugar se hizo una final provincial directa por invitación a los jugadores de más alto ELO en la provincia por lo que no fui invitado a participar. Esa fue mi última decepción. Yo tenía mi trabajo como abogado y no podía perder el tiempo preparándome para competencias que no se celebraban. Decidí retirarme del ajedrez competitivo y para colmo el torneo no se reportó y me quedé sin recuperar los 100 puntos perdidos del ELO por lo que mi rating oficial en estos momentos es de 1934 puntos. De todas formas me retiré con mi mejor actuación por lo que me quedó un grato sabor aunque aún quedan otras cosas por contar de mi vida ajedrecística. Al año siguiente viajé una temporada a España donde intenté jugar ajedrez y dar clases particulares. Visité infructuosamente un club de ajedrez en Madrid que estaba cerrado y pedí ayuda en un grupo del facebook que se llama Torneos de Ajedrez en Madrid y me recomendaron que acudiera al Club Didáctica Ajedrecística que era el mejor de Madrid, en la calle Molinos de Viento del distrito Fuencarral. Allí fui muy bien recibido por los jugadores, pues no estaba el responsable del Club. Cuando llegué vi que había dos salones de juegos, en el primero jugaban niños y mujeres sin reloj y en el segundo se jugaba blitz, lo que en Cuba llamamos saca-saca de rapit-transit. Es decir que el que pierde se para y entra otro jugador que está esperando. Sin embargo era un poco más complicado en España porque había varias mesas de juego y el que perdía se paraba y pasaba a otra mesa y el que ganaba se quedaba en la mesa esperando a otro jugador. Empecé jugando nervioso porque nunca había jugado fuera de Cuba y mi rival se rió mucho cuando le comenté que nunca había jugado tan lejos de casa, me respondió que nunca había oído a nadie decir eso y que estaba entre amigos, me relajé y pronto vi que no eran rivales muy avezados, empecé a ganar y gané todas las partidas menos una en la que imprudentemente jugué un gambito de rey y empecé a entregar piezas y se me agotó el tiempo de reflexión. Pregunté y todos mis rivales tenían ELO incluso muy superior al mío, pero parece que en España el ELO está muy generalizado y cualquier aficionado tiene un aceptable ELO. Me explicaron amablemente que podía afiliarme al Club pagando una módica cuota de 11 euros mensuales y que para jugar torneos tenía que afiliarme a la FEDA, Federación de Ajedrez Española y que entonces podría jugar los torneos del Club y los que se convocaban en Madrid. Como no tenía residencia legal en España, tenía dificultades burocráticas para federarme y para dar clases como monitor en las escuelas, había que ser residente legal y pasar el correspondiente curso, por lo que abandoné la idea de jugar torneos y dar clases y no regresé más al Club, que por cierto era un acogedor lugar con una cafetería y una gran pantalla donde se disfrutaba de los partidos del Futbol Club Real Madrid.


Ya es hora que hable del actual campeón nacional de Cuba, el camagüeyano Carlos Daniel Albornoz Cabrera. Es un joven muy modesto que no le gusta hablar de sí mismo, por lo que mis fuentes para esta síntesis biográfica son sus propias declaraciones en el internet y las de su tía Maricel Villalobos, así como de ajedrecistas allegados al campeón, también un trabajo bien documentado en el internet del amigo Jorge Navarro Torres. Lo único que le pregunté directamente es su fecha de nacimiento para confirmar. Me corroboró que nació en Camagüey el 26 de diciembre de 2000, por lo que tiene 18 años al momento de redactar estas líneas. A la edad de cuatro años aprendió Carlos Daniel a mover las piezas de ajedrez, enseñado por su madre la Sra. Yanelys Cabrera Villalobos ya que el pequeño se interesaba en las clases televisivas de ajedrez en el programa Universidad para todos. Su padre Carlos Albornoz, que fue un destacado ajedrecista, se encontraba de misión en Angola. A los cinco años ingresó al preescolar el niño Carlos Daniel y lloraba mucho llamando a su madre, la cual para calmar el llanto de su hijo, le pidió a la auxiliar pedagógica que lo llevara con el profesor de ajedrez porque le gustaba ese juego. Al verlo el profesor lo rechazó porque era muy pequeño pero finalmente después de verlo jugar lo aceptó y comenzó a darle clases. Ese primer profesor fue Eugenio Faure, guantanamero de nacimiento y avecindado en Camagüey y aunque le han querido escamotear su mérito, fue Faure el que encaminó al futuro campeón en el apasionante mundo del juego ciencia. Luego pasó Albornoz a estudiar con otros profesores como Ergueni, Jorge Padrón y George Díaz, más tarde pasó a la Academia de Ajedrez donde estudió con Abraham Montero, Ángel Pérez Quiñones y Pablo Guerra, luego pasó a la EIDE con los profesores Noslen Zamora, Ladislao Rodríguez Turiño, Raúl Cabrera, Sándor Alberto Olamendi Chacón y especialmente el MI Mariano Ortega, así como el MF Orlando Martín quien le ayudó a conformar su repertorio. Especial agradecimiento guarda el campeón de su entrenador Faiber Lotero. Albornoz conformó junto a sus compañeros un año mayor, Dexter Docampo y Jorge Elías, un trío de amigos-rivales llamados ¨los tres mosqueteros ¨o ¨los tres tigres¨ como también se les decía. Son grandes amigos pero a la vez han generado un ambiente de competitividad y motivación muy peculiar pero efectivo. Los Maestros Fide, Dexter y Elías fueron campeones provinciales del ajedrez social y le pusieron la varilla muy alta a Albornoz que logró convertirse en el año 2013 campeón nacional escolar, lo cual repitió en el año 2014, año en que ascendió meteóricamente en el ranking internacional ELO desde 2211 a 2394. Sobre esta etapa me comentó el profesor Joaquín Paz que arbitró competencias escolares de Albornoz que era un ¨torito fajador¨, siempre en sus partidas peleaba hasta el final sin aceptar tablas hasta llegar a posiciones terminales o muertas. En el 2016 se produjo otro salto de calidad en Albornoz cuando sorpresivamente lideró el grupo abierto del torneo internacional Capablanca in-memoriam hasta la 9na ronda cuando se marchó a Colombia a jugar el Campeonato Panamericano de ajedrez con 15 años, la edad límite es 20 años, por lo que jugó con atletas que lo aventajaban hasta 4 años y aún así alcanzó un meritorio 4to lugar, ascendiendo en el ELO hasta 2471 con lo que se convirtió en el mejor sub 18 años de ese momento en Cuba. En el 2017 gana la semifinal del campeonato de Cuba y clasifica por primera vez a la final donde jugó contra destacados maestros incluyendo al GM Lázaro Bruzón. En ese propio 2017 entra en el club de los 2500 puntos ELO y comienza a ganar sucesivamente sus normas de Maestro Internacional y posteriormente de Gran Maestro Internacional. A finales del año 2018 gana el fuerte Torneo Internacional Carlos Torre en México y en febrero del 2019 se corona campeón de Cuba en Santa Clara con 7.5 de 11 posibles, venciendo a su ¨bestia negra¨, el GM avileño Luís Ernesto Quesada quien lo había vencido en dos campeonatos nacionales juveniles impidiendo así la coronación de Albornoz en los mismos. Luego partió para Suiza donde jugó el Torneo de Jóvenes Maestros con resultados discretos pero justificados dadas las circunstancias. Albornoz tiene un ELO actual de 2577 que lo sitúa en el lugar 374 del ranking mundial, el 42 en América y el 4 en Cuba. Tiene reportada para la FIDE 721 partidas oficiales, de las que ha ganado 324 con 277 empates y 120 derrotas. Hoy 24 de abril del 2019 se encuentra Albornoz jugando un nuevo torneo en Colombia que le servirá de preparación para el Torneo Capablanca in-memoriam en el mes de mayo. Sobre sus resultados en Suiza conocí que Albornoz viajó sólo sin entrenador a Suiza, que tuvo que pagar de su bolsillo la mitad de los gastos del viaje, recordemos que Albornoz es un estudiante de 18 años, que llegó un día antes a la competencia. Los que hemos viajado a Europa conocemos las dificultades que genera el cambio de uso horario, seis horas de diferencia y el cambio de temperatura, pues viajó en invierno, desde la cálida Habana hasta la fría Suiza, sin ropa apropiada y por si esto fuera poco enfrentó problemas con la comida a la cual no se adaptó. Yo recuerdo que cuando llegué a España y me sentaba en las paradas de los buses, en bancos o asientos de metal, tenía que pararme inmediatamente porque el frío me quemaba los muslos a través de los pantalones que llevaba de Cuba no apropiados al frío invierno europeo. Cuba es un eterno verano en cualquier época del año. Carlos Daniel Albornoz Cabrera se convirtió en el campeón de Cuba más joven, sólo 18 años con dos meses, desde que Capablanca venciera en un match a Juan Corzo, en el año 1901 a la edad de 13 años recién cumplidos. Quiero retomar las palabras de agradecimiento de Albornoz cuando alcanzó su título de Gran Maestro Internacional. ¨Muy feliz y agradecido con Dios por esta bendición tan grande. ¡El tiempo de Dios es perfecto! Nunca podemos perder nuestra Fe, en las buenas y en las malas él siempre está con nosotros porque sencillamente es FIEL¨. Bellas palabras que denotan la grandeza y humildad de nuestro campeón. A continuación les transcribo la partida decisiva por el campeonato de Cuba, que ganó brillantemente Albornoz a su ¨bestia negra¨, el talentoso GM Luís Ernesto Quesada Pérez, de Ciego de Ávila, campeón nacional juvenil por dos años consecutivos venciendo a Albornoz, incluso en el campeonato celebrado en Camagüey, donde todos esperábamos el triunfo de Albornoz. Santa Clara 13 de febrero de 2019. Blancas GM Luís Ernesto Quesada Pérez. Negras. GM Carlos Daniel Albornoz Cabrera. 1-c4 Cf6. 2-g3 g6. 3- Ag2 Ag7 4- Cc3 d6. 5-e4 0-0. 6-Cge2 c5 7- 0-0 Cc6 8-d3 a6. 9-h3 Tb8. 10-a4 Cd7. 11-Ae3 Cd4. 12-f4 e6. 13-Tb1 b6. 14-b4 Ab7. 15-Dd2 f5. 16-Rh2 Rh8. 17-Cg1 cxb. 18-Txb a5. 19-Tb1 Cc5. 20-Cf3 e5. 21-exf gxf. 22-Ce1 Ac8. 23-Dd1 Ad7. 24-Tf2 exf. 25-Axf Cde6. 26-Ad2 f4. 27-Txf CxT. 28-gxf Ce6. 29-Cd5 Ac6. 30-Dg4 AxC. 31-cxA Cxf. 32-Ae4 Cg6. 33-AxC Tf2+. 34-Rg1 Df6. 35-Ae4 Tf1+. 36-Rh2 Df2+. 37-Cg2 Ae5+. 38-Af4 AxA. 39-DxA Dg1+ 40-Rg3 Tg8+. 41-Rh4 TxD+. Rinden las blancas. Sobre sus próximas metas en el ajedrez, ansía representar a Cuba en olimpíadas de ajedrez y alcanzar los 2700 puntos del ELO. Mis relaciones con el campeón son buenas pero nos vemos muy poco y cuando hablamos lo hacemos, no del ajedrez, sino de nuestra común pasión por el Real Madrid. Para terminar esta parte dedicada al actual campeón cubano, como sé que sigue por facebook estas memorias, le solicito respetuosamente que cuando tenga un rato libre, me acompañe a visitar al profesor Calderín. Los que siguen estas memorias desde el principio, recuerdan que comencé con el testimonio del profesor Calderín, profesor de ajedrez de 91 años de edad, formador de generaciones de ajedrecistas camagüeyanos. Calderín es el último eslabón vivo de la cadena de ajedrecistas camagüeyanos desde los tiempos de Migoya y Romero en la década del 40 del pasado siglo hasta el presente. El venerable profesor es el único superviviente que ha jugado con todos los campeones camagüeyanos y no conoce a Albornoz. Me contó Calderín que con su radiecito de pilas sigue todas las noticias de Albornoz y quisiera antes de morir conocerlo y felicitarlo. Pues cuando quieras campeón llegamos un momento a la casa del profe, juegas una partida simbólica y le das una gran alegría. Invitación que también hago extensiva a los amigos periodistas Félix Anazco y Jorgito Jerez, que sé que disfrutarán ese momento histórico para el ajedrez camagüeyano y podrán hacer un bello reportaje. Queda pendiente la invitación.

En cuanto a mis memorias ya voy terminando. Quiero contar la última anécdota referida a mi “bestia negra¨ Pepe Labrada. El año pasado me invitó Labradita a su casa a jugar unas partidas de blitz en el Edificio de Lugareño. Acepté y la primera partida la jugué muy cauteloso para mantener la posición y vencer por tiempo como sucedió en efecto. Esa partida me envalentonó y salí a rematarlo en las siguientes, lo cual logré fácilmente para mi asombro dándole jaque mate en varias partidas. El resultado final fue que gane todas las partidas. Al retirarme me dijo Labradita muy humildemente- ¨Morgado, te agradezco la paliza que me has dado, tenía la esperanza de jugar ajedrez nuevamente pero me has convencido que ya no puedo¨. Me quedé en una pieza, por los azahares del destino se había cerrado un largo ciclo de 35 años. En el 1987 Labradita me dio jaque mate en una partida decisiva y me cambió mi propósito original de ser ajedrecista profesional y en cambio me hice abogado. En el 2018, por ese optimismo infundado que tenemos todos los ajedrecistas, Labradita se ilusionó con volver a competir y esta vez fui yo el cruel instrumento del destino que lo hizo desistir. Pepe Labrada es todo un caballero del ajedrez y de la vida, merece descansar sin arriesgar su bien ganada reputación. En cuanto a mí, marché a mi casa con una enorme sensación de paz, había quedado conforme conmigo mismo, ya no tenía que probarme más nada en el ajedrez. Desde entonces solo juego ajedrez muy esporádicamente con algún amigo. Para nada se me ocurriría competir nuevamente porque tendría que prepararme rigurosamente y hoy en día con los modernos módulos informáticos, las numerosas video clases en los canales de You Tube, los aficionados cada día están mejor preparados. Las posibilidades modernas de preparación son ilimitadas, cualquier aficionado en su casa con una computadora y acceso a internet puede autopreparse eficazmente y competir con éxitos en torneos de ajedrez. Atrás quedaron los tiempos de mi niñez, en que copiaba a mano en una libreta las líneas de aperturas y los Informadores Yugoeslavo eran inaccesibles, privilegios de pocos maestros escogidos. En esta era digital el ajedrez ha cambiado drásticamente en su propia concepción del juego. Los principios inmutables que me enseñaron mis profesores de desarrollar las piezas, ocupar el centro, enrocarme, proteger el rey y sólo entonces buscar planes para progresar en la posición, ya son principios relativos. El desarrollo de los módulos digitales ha propiciado muchas líneas de aperturas en que los rivales no pierden el tiempo en enrocarse y se atacan mutuamente prevaleciendo las posibilidades tácticas por encima de los conceptos estratégicos. Muchas líneas que yo jugaba hoy están totalmente agotadas y refutadas y no dan posibilidad alguna de victoria, como por ejemplo el gambito Tartakover-Morra-Matulovic contra la Defensa Siciliana. En la era pre-digital del ajedrez, cuando el rival amenazaba con capturar una pieza, el primer pensamiento era defenderla o retirarle. En la era digital caracterizada por el juego táctico, el primer pensamiento es buscar realizar una amenaza propia superior a la amenaza de captura de la pieza por el oponente. Así se dan partidas en que una amenaza se monta sobre la otra y se producen grandes burbujas de varias piezas simultáneamente amenazadas. Lo que el maestro Orlando Martín llama ¨el churrero¨. De forma que para los viejos ajedrecistas formados en la era pre-digital se impone la necesidad de desaprender lo aprendido y formarse nuevamente en los nuevos conceptos. Es un tema muy interesante sobre el que quisiera escribir algún día. Si con mis memorias he lastimado a alguien pido perdón sinceramente. Si algún amigo quiere comentarme o sugerirme algo que lo haga porque voy a preparar una versión final resumida. Gracias a todos mis amigos.

Fin

Ver además:

Sobre Enrique Ferreiro García 803 artículos
Tiene más de 30 años de experiencia en el Ajedrez por Correspondencia, donde además de jugador, ha fungido como árbitro y directivo. Es Presidente de la Delegación Provincial de Ajedrez Postal en la provincia Las Tunas, Cuba. Ostenta los títulos de Experto Provincial de Ajedrez en Vivo y Maestro Nacional Senior, máximo título que confiere la Federación Cubana de Ajedrez Postal (FECAP). Se proclamó decimocuarto Campeón Cubano de Ajedrez Postal en 2005. Artículos, comentarios y partidas suyas han aparecido en el prestigioso Informador Yugoslavo de Ajedrez y en otras publicaciones como el Correspondence Chess Review ucraniano y Telejaque, órgano oficial de la FECAP. Se dedica a la investigación histórica del ajedrez y tiene varios libros inéditos sobre el tema. Aparece en un artículo de la Enciclopedia Colaborativa Cubana Ecured en el sitio: http://www.ecured.cu/index.php/Enrique_Ferreiro

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.