Haciendo justicia a grandes genios semiolvidados (Sultan Khan)

Por el Lic. Miguel Echenique Hilario.

TERCERA PARTE: MIR MALIK SULTAN KHAN.

Descargar Partidas en pgn.

Mir Sultan Khan

Continuamos con el presente artículo, en su tercera parte,  la serie que iniciamos sobre grandes jugadores de ajedrez que de una u otra forma la historia los tiene semiolvidados y hacerle justicia de acuerdo a nuestras posibilidades.

Para comenzar sobre la vida y obra ajedrecística de Mir Sultan Khan quiero recordar algo que dijo nada más y nada menos que la superestrella, nuestra superestrella  JOSÉ RAÚL CAPABLANCA y que en casi todos los artículos y escritos sobre este tema (que no son muchos) se menciona: Sultan Khan es un genio del ajedrez.

La vida de esta estrella fugaz está llena de incertidumbres, de dudas y envuelta de ciertos misterios, existen por tanto diferentes versiones y criterios sobre la misma que la historia no ha podido esclarecer pero, trataremos de abarcarlos todos y que el lector se haga sus propios juicios.

Sultan Khan nació en el Punjab pakistaní,  donde aprendió ajedrez indio de su padre a la edad de nueve años. Según las reglas de ese juego en ese momento, las leyes del movimiento para peones eran diferentes, un peón no podía mover dos casillas en el primer movimiento y el enroque tampoco funcionaba como en el ajedrez tradicional.

Cuando tenía 21 años, era considerado el jugador más fuerte de Punjab.  En ese momento, Sir Umar (de quien fue siervo) lo llevó a su casa con la idea de enseñarle la versión europea del juego y presentarle un maestro europeo de ajedrez.  En 1928, ganó el campeonato de toda la India, anotando ocho victorias, un empate y ninguna derrota.

En la primavera de 1929, Sir Umar lo llevó a Londres, donde se organizó un torneo de entrenamiento para su beneficio, debido a su inexperiencia y falta de conocimiento teórico, lo hizo mal, empatando en el último lugar con HG Conde, detrás de William Winter y Frederick Yates. Después del torneo, Winter y Yates se entrenaron con él para ayudarlo a prepararse para el Campeonato Británico de Ajedrez que se llevará a cabo ese verano.  Para sorpresa de todos, ganó.

Su ascenso meteórico puede parangonarse con el de Paul Morphy, quién conquistó el mundo de ajedrez en 3 años.

Poco después, regresó a la India con Sir Umar.

Al regresar a Europa en mayo de 1930, Sultan Khan comenzó una carrera internacional de ajedrez que incluyó victorias sobre muchos de los jugadores más importantes del mundo, sus mejores resultados fueron 2do lugar (superado sólo por Savielly Tartakower) en Lieja 1930 (tercero en Hastings 1930–31 (+ 5−2 = 2) detrás del futuro campeón del mundo Max Euwe y el ex campeón del mundo José Raúl Capablanca; cuarto en Hastings 1931–32; cuarto en Berna 1932 (+ 10−3 = 2); y un empate en tercer lugar con Isaac Kashdan en Londres 1932, detrás del campeón mundial Alexander Alekhine y Salo Flohr.  Sultan Khan ganó nuevamente el Campeonato Británico en 1932 y 1933.  En los matches derrotó a Tartakower por poco en 1931 (+ 4−3 = 5) y perdió por poco a Flohr en 1932 (+ 1−2 = 3).

Sultan Khan jugó tres veces el primer tablero para Inglaterra en las Olimpiadas de Ajedrez, en Hamburgo 1930, todavía no había ninguna regla de que los equipos debían poner a su mejor jugador en el tablero superior, y algunos equipos, no convencidos de su fuerza, igualaron a su segundo o incluso al tercer mejor jugador en su contra, marcó nueve victorias, cuatro empates y cuatro derrotas (64.7%).  En Praga 1931, se enfrentó a un campo mucho más fuerte, tuvo un resultado sobresaliente, anotando ocho victorias, siete empates y dos derrotas (67.6%), esto incluye victorias contra Flohr y Akiba Rubinstein, y empates con Alekhine, Kashdan, Ernst Grünfeld, Gideon Ståhlberg y Efim Bogolyubov.  En Folkestone 1933, tuvo su peor resultado, una puntuación uniforme, ganando cuatro juegos, empatando seis y perdiendo cuatro, una vez más, sus oponentes incluyeron a los mejores jugadores del mundo, como Alekhine, Flohr, Kashdan, Tartakower, Grünfeld, Ståhlberg y Lajos Steiner.

Reuben Fine escribió de él:

“La historia del indio Sultán Khan resultó ser la más inusual. El “Sultán” no era el término de estatus que supusimos que era; era simplemente un primer nombre. De hecho, el sultán Khan era en realidad una especie de siervo en la finca de un maharajá cuando se descubrió  como genio del ajedrez. Hablaba mal el inglés y anotaba las partidas en hindustani. Se dijo que ni siquiera podía leer las notaciones europeas.

Después del torneo [la Olimpiada de Folkestone de 1933], el equipo estadounidense fue invitado a la casa del maestro de Sultan Khan en Londres. Cuando nos acompañaron, el maharajá nos saludó con el comentario: “Es un honor para ustedes estar aquí; normalmente solo converso con mis galgos”. Aunque era un mahometano, al maharajá se le había concedido un permiso especial para beber bebidas intoxicantes, y él hizo un uso liberal de esta dispensación. Nos presentó una biografía impresa de cuatro páginas que narraba su vida y sus hazañas; Hasta donde pudimos ver, su mayor logro fue haber nacido un maharajá. Mientras tanto, el maharajá (que en realidad era de acuerdo con la ley india) trató al sultán Khan (que era nuestra verdadera entrada a su presencia) como siervo, y nos encontramos en la peculiar posición de ser atendidos en la mesa por un gran maestro de ajedrez”.

En diciembre de 1933, Sir Umar lo llevó de regreso a la India.  En 1935, ganó un match contra VK Khadilkar, dando solo un empate en diez juegos.  El mundo del ajedrez nunca volvió a saber de él.

Lo que sorprendió al mundo del ajedrez fue la habilidad natural de Sultan Khan en el juego; al igual que el brillante matemático S.Ramanujan, Khan fue aclamado brevemente como uno de esos genios naturales que el subcontinente indio parecía lanzar de vez en cuando. Y entonces, tan repentinamente como había llegado, Sultan desapareció en las sombras, para que nunca más se volviera a escuchar.

Miss Fátima, también criada de Sir Umar, ganó el Campeonato Británico de mujeres en 1933 por un notable margen de tres puntos, anotando diez victorias, un empate y ninguna derrota.  Ella dijo que Sultan Khan, a su regreso a la India, sintió que lo habían liberado de la cárcel.  En el clima inglés húmedo, había estado continuamente afectado por malaria, resfriados, influenza e infecciones de garganta, llegando a menudo a jugar con su cuello envuelto en vendas.  Sir Umar murió en 1944, dejando a Sultan Khan una pequeña granja, donde vivió el resto de su vida. Ather Sultan, su hijo mayor, recordó que no entrenaría a sus hijos en el ajedrez, diciéndoles que deberían hacer algo más útil con sus vidas.

Sultan Khan murió de tuberculosis en Sargodha, Pakistán (el mismo distrito donde había nacido) el 25 de abril de 1966.

En su breve pero meteórica carrera, Sultan Khan llegó a la cima del mundo del ajedrez, jugando en desigualdad de condiciones con los mejores jugadores del mundo. Según el cálculo de Arpad Elo, su fuerza de juego durante su pico de cinco años fue equivalente a una calificación de Elo de 2530. (Su mejor Elo histórico fue 2.699 en noviembre de 1933 y perteneció a los “top ten” de aquella época).

Entre 1948-1950, cuando la FIDE otorgó por primera vez los títulos de Gran Maestro Internacional y Maestro Internacional, Sultan Khan no había jugado durante 15 años. Aunque la FIDE le otorgó títulos a algunos jugadores retirados desde hace mucho tiempo que habían distinguido carreras en sus vidas anteriores, como Rubinstein y Carlos Torre, nunca le otorgó ningún título a Sultan Khan.

En la década de 1950, surgieron algunos informes de que él todavía estaba interesado en el ajedrez.Nadie sabe porque Sultan dejo de jugar. Tal vez la muerte de Sir Umar en 1944 lo afectó ya que significaba perder su patrocinio ¿O estaba amargado por haber sido tratado como un sirviente por Sir Umar? nadie lo sabe con seguridad.

Hooper y Whyld escriben de él:

“Cuando Sultan Khan viajó por primera vez a Europa, su inglés era tan rudimentario que necesitaba un intérprete, incapaz de leer o escribir, nunca estudió ningún libro sobre el juego, y fue puesto en manos de entrenadores que también eran sus rivales en juego. Nunca dominó las aperturas que, por naturaleza empírica, no pueden aprenderse (solo por la aplicación del sentido común). En estas circunstancias adversas, y habiendo conocido el ajedrez internacional durante apenas siete años, solo la mitad de lo que se gastó en Europa, Sultan Khan, sin embargo, tenía pocos rivales en el medio juego, estaba entre los mejores dos o tres jugadores de finales del mundo, y uno de los  diez mejores jugadores del mundo. Este logro trajo la admiración de Capablanca, quien lo llamó un genio, un galardón que rara vez otorgaba”.

No quiero aburrir con estadísticas, el amigo lector puede comprobar por sí mismo la genialidad de este meteoro, revisando las dos bases en PGN que ponemos en anexo, una con todas sus partidas (200) según Bigbase de Chessbase 2019 y la otra más interesante aún donde me tomé el trabajo de seleccionar sus triunfos y tablas (49 partidas) frente a los mejores de su época.

Nota: Según la maledicencia,  fue la derrota  contra una mujer (Hastings, diciembre 1931) Vera Menchik (campeona del mundo desde 1927 hasta 1944), lo que precipitó el avergonzado regreso de Mir Malik Sultán Khan a La India.

Nota de Echenique: Esto es sólo una especulación y sin ningún fundamento, me gusta profundizar e investigar a fondo las cosas, tengo todas las partidas de Sultan Khan  (lo cual está en anexo para  nuestros lectores), se enfrentó a Vera Menchik en 6 ocasiones, Sultan  gano 5 y perdió una (lo cual no deja de ser meritorio para Vera), no veo entonces la razón para ninguna frustración ya que además la Menchik derrotó a muchos hombres de los mejores de la época, pero aparte de todo esto se puede apreciar por la cronología que,  luego de perder esa partida, cuya fecha exacta es 2 de enero de 1932 (los torneos de Hastings comienzan en diciembre y acaban en enero del año siguiente), le ganó 3 veces a la gran Menchik.

 Bibliografía:

1.-Artículo Internet de Frank Mayer Revisada por Josep Arias en http://www.tabladeflandes.com/

2.-Artículo en Internet Karthik Venkatesh, en https://madrascourier.com

3.-Bigbase 2019 de Chessbase.

4.-Wikipedia.

 Ver además:

 

 

Sobre Enrique Ferreiro García 814 artículos
Tiene más de 30 años de experiencia en el Ajedrez por Correspondencia, donde además de jugador, ha fungido como árbitro y directivo. Es Presidente de la Delegación Provincial de Ajedrez Postal en la provincia Las Tunas, Cuba. Ostenta los títulos de Experto Provincial de Ajedrez en Vivo y Maestro Nacional Senior, máximo título que confiere la Federación Cubana de Ajedrez Postal (FECAP). Se proclamó decimocuarto Campeón Cubano de Ajedrez Postal en 2005. Artículos, comentarios y partidas suyas han aparecido en el prestigioso Informador Yugoslavo de Ajedrez y en otras publicaciones como el Correspondence Chess Review ucraniano y Telejaque, órgano oficial de la FECAP. Se dedica a la investigación histórica del ajedrez y tiene varios libros inéditos sobre el tema. Aparece en un artículo de la Enciclopedia Colaborativa Cubana Ecured en el sitio: http://www.ecured.cu/index.php/Enrique_Ferreiro

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.