Estudiando los finales

Gran Maestro Jesús de la Villa

Gran Maestro Jesús de la Villa

Una visión general sobre el tema.

Basta con saber qué posiciones son favorables y por qué

Revista AVIDREZ No 1 del 2017

Autor: MF Adalberto Gómez Segura

Me complace empezar este artículo señalando las palabras de Dragan Barlov y Nikola Karaklajic, autores del libro: “…Disculpen las aperturaslos finales son fundamentales” cuando afirman: “Los principiantes pasan muchas horas intentando memorizar jugadas de aperturas sin comprender claramente sus fundamentos. Además de acabar exhaustos por esta improbable labor, su “conocimiento” se limitará a una gigantesca maraña de datos de difícil aplicación práctica.

La teoría de aperturas es dinámica, evoluciona de forma continua. En cambio, la de los finales se encuentra asentada, y por lo tanto, es razonable confiar en que el tiempo empleado para aprender sus leyes será provechoso. Además, resulta más sencillo que el principiante comprenda los movimientos de unas pocas piezas que los de treinta y dos. Por todo ello, aconsejamos retrasar el estudio de las aperturas hasta comprender la teoría de los finales”.

Existen diferentes criterios con respecto a la prioridad del conocimiento de la apertura o de los finales, por ejemplo: Capablanca recomendaba que se debía empezar a estudiar por el final de partida y le daba a ese conocimiento mucho peso; por su parte el experimentado entrenador Mijail Shereshevsky propone el énfasis en la preparación teórica de apertura en una temprana fase del estudio, para después poder profundizar en las otras fases de la partida.

Se han escrito muchos y buenos libros sobre los finales y bajo múltiples enfoques, sin embargo, para el conocimiento básico recomiendo un libro que estoy seguro que se convertirá en un clásico de obligada referencia, me refiero al libro: “Los 100 finales que hay que saber” del GM español Jesús de la Villa García.

De la Villa hace referencia a que al inicio de su carrera deportiva le enfatizaron mucho en el estudio de los finales de partidas, él expresó: “Me costó tiempo descubrir que todos estos consejos eran bastante exagerados, pero tal vez debo estarle agradecido porque sin ellos no hubiera prestado a esa fase de la partida la atención que merece. Preocupado por aquellas afirmaciones de expertos jugadores dediqué algún tiempo al estudio de los finales, e incluso acabé disfrutando con ellos”.

Además, este autor señala que el peso de las aperturas se ha hecho bastante fuerte a nivel internacional pero los jugadores de ese nivel ya han adquirido un conocimiento básico sobre los finales.

De la Villa propone un equilibrio entre el nivel de ELO del jugador y determinado nivel de conocimiento de los finales (en próximos artículos profundizaremos en ello).

Resulta también importante establecer un equilibrio entre los conocimientos teóricos y la frecuencia pragmática de cuantas veces se presentan determinados finales en la práctica y por tanto priorizar el conocimiento de aquellos que más beneficio nos pueda aportar.

Para finalizar esta panorámica considero conveniente dar la sugerencia que nos hacen Dragan y Nikola cuando afirman: “El secreto del juego de los finales que los expertos saben, pero que pocos principiantes entienden es conocer el resultado de un final sin tener que calcular todos los movimientos.

Basta con saber qué posiciones son favorables y por qué. Por supuesto, para alcanzar este objetivo es necesario dominar algunos procedimientos básicos. Los jugadores que cuentan con estos recursos pueden valorar de forma adecuada las posiciones de medio juego para pasar al final con éxito.

En el próximo artículo profundizaremos en la metodología del estudio de los finales y conoceremos de la importancia de los principios generales.

Ver además:

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.