Érase una vez en el medioevo

Representación del ajedrez viviente en Carracedelo (León).

Representación del ajedrez viviente en Carracedelo (León).

El ajedrez como puente al intercambio

Dos monarcas estaban enfrascados en una apasionante partida de ajedrez por correspondencia, la que despertó gran interés en sus reinos y más allá.

En el transcurso del encuentro (se extendió varios años) ambos reyes entraron en conflicto y se declaró la guerra. Las relaciones mutuas se tensaron y el intercambio sólo se circunscribió al mensajero-cartero responsable de transportar los ansiados mensajes con las jugadas.

Cuentan que la llegada del cartero al castillo real era muy esperada por los soldados, ansiosos por conocer el curso de la “batalla ajedrecística” y, quizás, los reyes consultaban con destacados trebejistas de la corte. Así, el ajedrez sirvió de puente al intercambio en momentos difíciles.

Desde aquellos tiempos la comunicación tomó una alta valía y solemnidad, incluso en tiempos de guerra. La violación de la correspondencia se consideró y considera aún, como lesiva a los derechos de la persona.

Fuentes:

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE