Del laboratorio de Jan Timman (Parte I)

Jan Timman

Jan Timman

Lic. Miguel Echenique Hilario

Jan Timman vs Guillermo García, Rio de Janeiro 1979: profundo análisis de laboratorio de Timman y gran talento del “Guille”.

El trabajo analítico en ajedrez es piedra angular para el progreso de los ajedrecistas.

Nota: Tenga en cuenta que en 1979 cuando ocurren estos hechos, no existían los potentes motores de análisis con los que contamos hoy gracias al progreso de la informática. En aquellos años los análisis se hacían, por así decirlo, a brazo limpio, por lo cual eran más meritorios.

Dé más está hablar de quien es Jan Timman y de sus resultados, sólo les diré que revisando su genial libro “Trabajo en ajedrez (I)”, disfruté mucho de sus análisis en esta histórica partida del interzonal, donde nuestro talentoso Guillermito, al aprovechar los errores de Timman logró hacer tablas, privando así al GM Holandés, uno de los mejores del mundo por aquellos años, de clasificar para el torneo de candidatos.

Es muy instructivo ver como uno de los mejores analistas de todos los tiempos (así está reconocido Timman), lleva a cabo el análisis de una de sus partidas y 5 meses después del encuentro sigue descubriendo nuevas ideas. El trabajo analítico en ajedrez es piedra angular para el progreso de los ajedrecistas, así lo afirman y defienden los mejores pedagogos y ajedrecistas de todos los tiempos, por solo mencionar dos, M. Botvinnik y G. Kasparov.

Por el interés didáctico que tiene he incluido aquí los comentarios originales del autor y además donde se ha considerado necesario hemos “calzado” los análisis con algunas variantes actuales. Donde el comentario es nuestro lo señalamos.

  1. d4 Cf6 2.c4 c5 3.d5 e6 4.Cc3 exd5 5.cxd5 g6 6.e4 d6 7.Cf3 Ag7 8.Ae2 0–0 9.0–0 Te8 10.Cd2 a6 11.a4 Cbd7 12.Dc2 Tb8 13.Ta3 b6 14.Rh1 Ce5 15.b3 Tf8 16.Ab2 Ch5 17.Axh5 gxh5 18.Cd1 f5 19.f4 Cg4 20.Axg7 Rxg7 21.Dc3+ Rg8 22.Ta1 Tb7 23.Ce3 Cxe3 24.Dxe3 Tg7 25.Tae1 h4 26.h3 Ab7 27.Dd3 Da8 28.Td1 fxe4 29.Cxe4 Tf5 30.Cc3 Df8 31.Tde1 Tgf7 32.Te6 Txf4 33.Txf4 Txf4 34.De3 Tf1+ 35.Rh2 Df4+ 36.Dxf4 Txf4 37.Txd6 Rf8 38.Txb6 Tb4 39.a5 Re7 [39…Re8? 40. Ca4 Axd5 41.Cxc5 Txb6 42.axb6 Rd8 43.Cxa6 Rc8 44.Cc5+– Echenique] Diagrama (Juegan las blancas):

Así comenta Timman: Una inexactitud crucial se ocultó tras el hecho de que -en ese momento-considerase que yo había dejado escapar el triunfo en la jugada 40.

Esta era por lo demás la opinión general en Río de Janeiro y en consecuencia los comentaristas no pensaban otra cosa. Tras una nerviosa lucha la posición -poco antes del control de tiempo- era la que ilustra el Diagrama.

Tanto Grefe y Shamkovich en Chess Life & Review y en el lnformador y Sigurjonsson en la revista islandesa Skák, y finalmente Miles y Chandler en el libro en inglés del torneo, agregan un signo interrogativo a la Jugada 40 de las blancas (Grefe y Shamkovich le colocaron dos) y señalan como ganadora 40.g3.

Un asunto incomprensible: la jugada 40.g3 merece un signo interrogativo pues luego de 40…hxg3+ 41.Rxg3 h5 42.h4 (hasta aquí con respecto a Ugrínovic quien hace jugar al negro la poco impresionante 42… Ac8) 42… Rd7! 43 .Ca4 Txb6 44.axb6 Axd5 45.Cxc5+ Rc6 46.b7Rc7 47.Rf4 a5 48.Rg5 Af3 y no es posible ver cómo el blanco puede ganar.

Lo característico de la posición, después de la jugada 39 del negro, es que el blanco no debe propiciar el cambio de torres sino hacer prevalecerla fuerza coordinada de torre, caballo y peón ‘d’ libre. En este sentido, la Jugada 40.g3 es por principio errónea, pues luego del cambio en ‘g3’, el blanco no puede desplazar su torre a ‘h5’ porque la tercera fila es demasiado vulnerable.

En una entrevista sobre ajedrez técnico con J. H. Donner, en Schaakbulletin había ya indicado que 40.Th6 es ganadora. De hecho, las variantes no son difíciles.

Después de 40.Th6 Txb3 41.Txh7+ Rd6 42.Th6+ el negro está perdido en todos los sentidos por ejemplo:

  1. A) .. Re5 43.Th5+ Rd4 44.Ca4Axd5 45.Txh4+ Re5 46.Cxc5 con triunfo fácil.
  2. B) 42… Rc7 d6+ Rc6 44.Ce4 y contra 44. . . Td3 sigue 45. d7 +. Sin embargo, no 44.Ca4 Td3 45.d7+ Rb5 y el negro escapa

Propiamente dicho, esta vía ganadora fue posible porque el negro, en la jugada 39 pisó la séptima fila en lugar de quedarse en la octava. Esto lo vio García una jugada más tarde por lo que continuó la excursión de su rey hacia el flanco de dama por la fila de más abajo.

Poco antes del aplazamiento realicé la Jugada 41: el negro forzó las tablas mediante el sacrifico del alfil.

Sólo cinco meses más tarde conseguí vencer la aversión contra los sucesos de la ronda final y decidí sumergirme de nuevo en la posición creada tras la jugada 40 del negro. Además de esto arribé a una conclusión de la que -desde lo más profundo de mí ser- tampoco antes había dudado: el blanco dejó escapar el triunfo en la jugada 40.

En lugar de tomarme tranquilamente el tiempo y buscar la jugada correcta había elegido -sin pensar mucho-la más obvia que a primera vista parecía ganar. Lo indicado era 41.Rf2 para acercarse con el rey:

  1. .. Rc7 42.Th6 Txb3 43.d6+Rc6 44.Ce4 con triunfo análogo al de la variante A del comentario sobre la jugada 40 del blanco.
  2. .. Rc8. Lo más obstinado. Al quedarse en la octava fila se desbarata 42.Th6. El blanco prosigue con 42.Re3 Td4 43.Th6 tras lo cual, con 43… Tb4 el negro regresa (el final de torres que surge tras capturar en d5 está irremediablemente perdido). Si 44.Txh7 Txb3 el blanco tiene dos movimientos de rey:
  3. Rd3 Axd5 46.Rc2 Ae6! y la ganancia no es clara para el blanco, por ejemplo: 47.Th6 Rd7 48.Ca4 Tb5 ó 47.Te7 Ac4 48.Te5 Tb4 y el negro tiene un juego activo de peón.
  4. Rd2! Tb2+! 46. Rd3 Txg2 47.Ca4! y las piezas blancas penetran destructivamente.

Tuvieron que pasar cinco meses antes de atreverme a tomar en consideración la realidad. El error que por resultado tuvo la pérdida de la clasificación, no provino del nerviosismo, sino de la impaciencia y la falta de disciplina]

  1. Rg1 [40.Th6!+– Txb3 41.Ce4! Axd5 42.Txh7+ Af7 43.Cg5 Rf6 44.Cxf7 Rg6 45.Txh4 Rxf7 46.Th6 Tb8 47.Txa6 (47.Tc6 Tb5 48.Txa6+–) 47…Tc8 (47…c4 48.Tc6 Ta8 49.a6 Ta7 50.h4+–) 48.Tb6 c4 49.a6 c3 50.Tb1 Rg6 51.Tc1 Rf5 52.a7 Ta8 53.Txc3 Txa7 54.h4+– Echenique] 40…Rd8 [Guillermito rectifica y se percata que es mejor acercarse con el rey por la 8va fila, mérito que es destacado por Timman en sus comentarios] [40…h5! Echenique] 41. Ca4? [Echenique: 41.Rf2! A esto se refiere Timman, lo descubre 5 meses después de jugada la partida, “Con cabeza fría” y es cierto que aun cuando no vio la mejor continuación en la jugada 40. Th6, todavía podía ganar como lo demuestran los cálculos actuales: 41…Rc7 (41…Rc8 42.Re3 Td4 43.Th6 Tb4 (43…Axd5 44.Cxd5 Txd5 45.Txh4 y se gana según la justa valoración de Timman) 44.Txh7 Txb3 45.Rd2 Tb2+ 46.Rd3 Txg2 47.Ca4 ganando, según Timman, lo cual es correcto de acuerdo a los análisis actuales.) 42. Th6 Txb3 43.d6+ Rc6 44.Ce4. Dice Timman que se gana, lo cual es cierto. 44…Tb4 45.d7+ Rxd7 46.Cxc5+ Rc8 47.Cxb7 Rxb7 48.Txh7+ Rc6 49.Rf3 Ta4 50.Th6+ Rb5 51.Th5+ Rc6 52.Tf5 Rd7 53.Tf4+–] 41…Txb6 42.axb6 Axd5 43.Cxc5 a5 44.Rf1 Rc8 45.Rf2 Rb8 46.g3 hxg3+ 47.Rxg3 Axb3! 48. Cxb3 a4 49.Cc1 Rb7 50.Rf4 Rxb6 51.Re5 a3 52.Rd6 Rb5 53.Rd5 Rb6 54.h4 Rc7 55.Ca2 Rd7 56.h5 Re7 57.Re5 Rf7 58.Rf5 Rg7 59.Rg5 Rf7 60.Rh6 Rg8 61.Cc3 Rh8 62.Rg5 Rg7 63.h6+ Rf7 64.Rf5 Re7 65.Ca2 Rf7 66.Cb4 Re7 67.Cc2  ½–½

Coletilla de E. Ferreiro: En la MegaDatabase 2017 aparecen tres partidas entre Jan Timman y Guillermo García. Además de la citada, se enfrentaron en la Olimpíada de Buenos Aires 1978 (victoria del cubano) y en Wijk Aan Zee 1979 (Tablas). Todas fueron partidas combativas de principio a fin.

Fuentes:

  • Timman, Jan: Trabajo en ajedrez (I). Editorial Jaque XXI S.L. Primera edición, septiembre, 1993. Madrid, España.

Ver además:

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.