1er Torneo Nacional de Ajedrez para Discapacitados Bayamo 94

Por Nilo Noel González Cabrera

En el final del año 1993 se hizo la provincial en la Ciudad de la Habana con vista al Nacional de ajedrez para limitados físico motores, el primero en Cuba, yo hacía 20 años que daba clases en el Cotorro y realmente en toda la capital no había nadie que jugara aceptablemente por lo que se decidió que les diera una simultánea a todos.  No pasó ninguno de las 40 jugadas, por lo que se decidió yo fuera el representante de la C. de la Habana al Zonal Occidental. Me acompañó en el femenino una muchacha llamada Zuley Bello a la que entrené como pude en unos cuantos meses.

En el Zonal la lucha fue más complicada pues el Presidente en aquel momento de la ACLIFIM de Pinar del Río, Rafael Arce (principal promotor del Nacional para discapacitados) me hizo buena resistencia. Zuley ganó fácil y nos fuimos para Bayamo en pleno periodo especial. Mi hermana menor trabajaba como guía turística e hizo la mayor gestión porque se me hospedara en Sierra Maestra, pero la directora del Hotel no quiso y tuve que ir para el Motel Deportivo del Estadio Mártires de Barbados.

Salimos Zuley y yo de la gestión en el hotel para el Albergue y por el camino nos encontramos con una venta de cerveza fría. ¡Qué maravilla! Cuando estábamos en el camino el alcohol me invadió y le dije a Zuley que siguiera sola, pues iba a dormir en un banco un rato porque creía que solo harían el congresillo esa noche. Cuando llegué la descarga fue horrible y merecida, por suerte eran tres zonas y nos dieron el bye.

Al día siguiente derroté al representante de la zona oriental cuyo nombre no recuerdo pero era una persona de edad con una simpatía que se le escapaba por los poros. En la segunda jornada de aquel día, el derrotado por mí fue Rafael, un villaclareño algo alardoso.

Me había convertido en el primer Campeón Nacional de la ACLIFIM y junto a Zuley Bello, que ganó el femenino, le dimos el primer lugar por provincia a Ciudad de la Habana. El estímulo fue un diploma de papel cartucho que se deshizo en el caluroso viaje de regreso al usarlo como abanico, no obstante me sentía orgulloso de lo que había hecho: ganar el campeonato y entrenar  la primera Campeona de Cuba entre discapacitadas.

1994 fue el mejor año del ajedrez en el Cotorro, además del éxito de los discapacitados, Yudania Hernández se hizo campeona absoluta de Cuba, Francisco Hipólito Pérez Campeón Nacional de Ajedrez Postal y las niñas Yanelis Hernández y Yanelis Álvarez obtuvieron oro en el primero y segundo tablero respectivamente, del Nacional Pioneril.

Ver además:

Deja un comentario

Your email address will not be published.