¿El final más brillante?

José Sanz Aguado

José Sanz Aguado

En la historia del ajedrez abundan las obras de arte en los finales, pero sobresale una de ellas por sus jugadas espectaculares y de excelsa belleza: Martin Ortueta Esteban-José Sanz Aguado, Campeonato de Castilla, Madrid, 1933; una partida entre dos jugadores poco conocidos que, de no ser por su brillantez, hubiera pasado desapercibida. Max Euwe la catalogó como “La combinación en un final más grande que se haya dada nunca sobre un tablero”; Capablanca también la elogió, incluso comentó la partida en El Ajedrez Español (Páginas 39-41, febrero de 1936).

Sobre su protagonista, Sanz Aguado, expresa la Wikipedia que nació en 1907 y falleció en 1969. Fue un ajedrecista, periodista y escritor español; campeón de España en 1943 y representó a ese país en la Olimpíada Mundial de Ajedrez de Praga, 1931.

Algunas fuentes refieren que la partida puede ser un plagio de otra similar jugada en 1931 entre dos jugadores polacos, o bien que éstos plagiaron la partida de los españoles, pues el encuentro polaco, jugado en Poznan, no se publicó en 1931 sino posteriormente. Si fue o no el final más brillante, o un plagio, no es lo más importante. Lo admirable es su belleza y la enseñanza de esta obra de arte del patrimonio ajedrecístico mundial.

Ortueta Esteban, Martin – Sanz Aguado, José

Madrid, 1933

Diagrama (Juegan las negras):

31…Txb2!! [“Un brillantísimo final, si bien parece que ya el negro podía ganar sin tener que apelar a tales recursos”. Capablanca] 32.Cxb2 [32.Cc3 Tc2 33.Ce4 c3–+] 32…c3! 33.Txb6 [33.Cd3 c4+ 34.Txb6 cxd3 35.Tc6 d2–+] Diagrama (Juegan las negras):

33…c4!! 34.Tb4 Diagrama (Juegan las negras):

34…a5! 35.Cxc4 c2 [“Las tres o cuatro jugadas más que se hicieron antes de rendirse el blanco no hace falta darlas. El final de la partida, es decir, de la jugada 31 a la 34, es una bellísima miniatura. Lástima que el resto de la partida no corresponda con tan excelso final”. Capablanca] 0–1

Fuentes:

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.