May 05 2017

IV Torneo “Capablanca in Memoriam”: suceso único en la historia

La cuarta edición de los torneos “Capablanca in Memoriam (descargar todas las partidas del torneo) se efectuó en el Salón de Embajadores del Hotel Habana Libre en La Habana, Cuba, entre el 25 de agosto y el 26 de septiembre de 1965 con Categoría 1A, la máxima de la FIDE (Federación Internacional de Ajedrez), y la participación de 22 jugadores. Fue el tercero de mayor fuerza de los celebrados ese año y en él intervinieron 13 Grandes Maestros y siete Maestros Internacionales (1), representando a 15 países. No obstante, el acontecimiento mundial significó la participación del Gran Maestro norteamericano Robert James Fischer quien no se encontraba físicamente en La Habana.

Desde el 2 de enero de 1964 cuando obtuvo victoria sobre Anthony Saidy en la última ronda del Campeonato de los Estados Unidos de América con actuación perfecta de 11 puntos en sus 11 presentaciones, Fischer no jugaba en un evento oficial, pero se interesó por jugar en Cuba, quizás para rendirle tributo a José Raúl Capablanca, cuyo juego admiraba el campeón norteamericano (2). A última hora el Departamento de Estado de Washington le negó el permiso de viaje a Bobby, sin embargo, el jugador y el comité organizador llegaron a un acuerdo sui generis: Fischer jugaría el evento, nada menos que a través del teletipo, desde Nueva York. El proceso fue complicado porque las telecomunicaciones en 1965 no tenían el desarrollo tecnológico que alcanzarían posteriormente.

Fischer y Fidel en La Habana, 1966

Fischer y Fidel en La Habana, 1966

Cuando el torneo estaba en pleno desarrollo organizativo, Fischer envió desde Nueva York un cable al Primer Ministro de Cuba Fidel Castro Ruz, donde advertía sobre su posible retirada del evento. El cable fue recibido en La Habana el 11 de agosto de 1965 y decía textualmente:

“Me opongo a sus manifestaciones publicadas hoy en el New York Times proclamando una victoria propagandística, y por éste acto me retiro del torneo Capablanca. Solamente volveré a entrar en el torneo si usted envía un cable asegurándome que usted y su gobierno no buscan beneficios políticos de mi participación, y que no se producirán en el futuro más comentarios políticos por parte de usted en relación con mi participación”. Al día siguiente Fidel daba respuesta al jugador norteamericano: “Acabo de recibir su cable. Me sorprende que usted me atribuya algún tipo de manifestación referente a su participación en el torneo. A este respecto no he dicho ni hablado una sola palabra con nadie. Sólo tengo sobre ello noticias que he leído en cables de agencias norteamericanas. Nuestro país no tiene necesidad de tan efímera propaganda. Es suyo el problema de participar o no en dicho torneo. Sus palabras son, por tanto, injustas. Si usted se ha asustado y arrepentido de su decisión inicial, sería mejor que idease otro pretexto y tuviese el valor de ser honesto”. Luego de esta respuesta, Bobby anunció su ratificación de jugar en el “Capablanca in Memoriam” utilizando la vía del teletipo para realizar las jugadas. El Árbitro Internacional cubano José Luis Barreras jugó un rol importante en la inclusión de Fischer y en el establecimiento de las reglas especiales por las que se rigió su participación.

Al hacerse el pareo de los jugadores, el Dr. José Raúl Capablanca Simoni, hijo del tercer Campeón Mundial, participó en el sorteo a nombre de Fischer, extrayendo del sobre el número 22. El propio Capablanca representó a Fischer en las partidas, y ejecutaba ronda tras ronda las jugadas del norteamericano sobre el tablero.

Robert James Fischer

Robert James Fischer

La partida más esperada de la fecha inaugural era la de Fischer contra el alemán Heinz Lehmann; pero las dificultades tecnológicas retrasaron el inicio del duelo y solo cinco horas después, cerca de las ocho de la noche, Lehmann hizo su jugada con blancas, la que fue transmitida por el teletipo hasta el Marshall Chess Club de Nueva York donde la recibió Fischer y respondió minutos más tarde. Esta partida terminó con victoria de Bobby a las 2.45 A.M. y marcaría un hito en los anales del ajedrez mundial, al ser la primera que en un torneo internacional se desarrollase mediante la comunicación telefónica y cablegráfica para realizar las jugadas y confirmarlas.

Curioso resultó que Fischer, encontrándose en el Marshall Chess Club, tuvo que enfrentar con piezas blancas el Ataque Marshall en la Apertura Ruy López en tres de sus partidas: Contra Alberick O Kelly (Bélgica), Robert Wade (Inglaterra) y Jan Hein Donner (Holanda), jugadores de menor nivel pero frente a los que sólo obtuvo dos puntos, producto de dos tablas y una victoria, esta última ante Donner.

El torneo fue ganado por el ex campeón mundial soviético Vassily Smyslov con 15,5 puntos. Con 15 puntos finalizaron empatados Borislav Ivkov (Yugoslavia), Efim Geller (Unión Soviética) y Fischer, ocupando por ese orden los puestos del 2 al 4. El Gran Maestro soviético Ratmir Jolmov ocupó la quinta posición con 14,5 puntos. Jolmov y Geller fueron los únicos que no conocieron la derrota. El primer Premio de Brillantez lo ocupó Ivkov por su victoria sobre Donner en 21 movimientos de una Apertura Ruy López. Hasta la ronda 19 Ivkov lideraba el torneo y todo indicaba que sería el campeón, pero sufrió dos costosas derrotas ante jugadores de menos nivel: contra Gilberto García (Cuba) en la ronda 20 y contra Karl Robatsch (Austria) en la ronda 21 (3).

Eleazar Jiménez

Eleazar Jiménez

El Maestro Internacional Eleazar Jiménez resultó el jugador cubano mejor ubicado al anclar en el puesto 15 con 9,5 puntos, teniendo el mérito de vencer al campeón Smyslov y entablar con Fischer, partida ésta última donde mantuvo bajo fuerte presión a su rival.

Notas interesantes del evento

  • Al detenerse la partida de Fischer vs Ivkov en la 10ma ronda, por razones atmosféricas, un diario estadounidense publicó el siguiente cintillo con un sumario: “Suspendido por lluvia el juego Fischer – Ivkov. Por primera vez en la historia del ajedrez en que un encuentro es suspendido por esa causa”.
  • Alrededor de 6500 espectadores desfilaron por la sala de juego para presenciar la 2da ronda. En la 10ma la concurrencia ascendió a 6700 y se lograría una marca para la historia del ajedrez mundial cuando 13862 aficionados presenciaron en el Salón de Embajadores la 21ra y última ronda del certamen. El total de asistencia a lo largo del torneo alcanzaría la increíble cifra de 98727 aficionados.
  • El GM norteamericano de origen francés, Nicolás Rossolimo, donó un juego de ajedrez de marfil para la partida más brillante del torneo. El premio lo alcanzaría Ivkov por su triunfo sobre Donner.
  • Al realizarse la jugada 18…, Cc6!! en la partida Tringov-Fischer, el personal del centro receptor de La Habana solicitó la confirmación del movimiento creyendo que se trataba de una equivocación en la transmisión, pues aparentemente la jugada era un grave error. Inmediatamente Fischer ratificó el espectacular lance que definió la partida a su favor.

El evento fue un gran éxito en la esfera organizativa, donde se tomaron en cuenta todos los detalles y contó con un amplio apoyo de los medios masivos de difusión: la prensa escrita, que llevó todas las incidencias de este histórico certamen, así como la radio y la televisión, empleando muchas horas de transmisión.

El Gran Maestro argentino Miguel Najdorf, candidato a la corona mundial de ajedrez y ganador del primer torneo “Capablanca in Memoriam” en 1962, mientras se encontraba en el Manhattan Chess Club y refiriéndose a la participación de Fischer en el torneo, expresó: “El éxito más notable logrado en la historia del ajedrez mundial”.

Referencias:

  1. No todos eran MI, en la nómina estaba el MN cubano Gilberto García, vencedor de Ivkov en la penúltima ronda, abriendo el camino del 1er lugar a Smyslov (Francisco Acosta).
  2. Pero sobre todo porque sabía que en La Habana estarían presentes varios jugadores soviéticos de primer nivel, y otros grandes maestros de renombre (Francisco Acosta).
  3. La derrota ante Robatsch hay que verla asociada a factores psicológicos, resultado de la derrota precedente ante Gilberto. Este tema fue tratado por Pachman en su libro “Partidas Decisivas” (Francisco Acosta).

Fuentes consultadas:

Tabla final de posiciones (Tomada del Boletín Oficial del Torneo)

TORNEO: “IV CAPABLANCA IN MEMORIAM”

Lugar: La Habana, Cuba

Inicio: 25/8/1965

Final: 26/9/1965

Director: Arbitro Internacional José Luis Barreras Meriño

Posic Jugador Título País Puntos S.B
1 Vassily Smyslov GM Unión Soviética 15,5  
2 Borislav Ivkov GM Yugoslavia 15 150.50
3 Efim Geller GM Unión Soviética 15 146.00
4 Robert Fischer GM EE.UU 15 141.50
5 Ratmir Jolmov GM Unión Soviética 14,5
6 Ludek Pachman GM Checoslovakia 13
7 Karl Robatsch GM Austria 12,5  
8 Jan Hein Donner GM Holanda 12  
9 Istvan Bilek GM Hungría 11,5  
10 Bruno Parma GM Yugoslavia 11  
11 Laszlo Szabo GM Hungría 10,5 100.50
12 Wolfgang Pietsch MI RDA 10,5 96.25
13 Alberick O Kelly GM Bélgica 10 92.75
14 Georgi Tringov GM Bulgaria 10 86.75
15 Eleazar Jiménez Zerquera MI Cuba 9,5  
16 Víctor Ciocaltea MI Rumania 9  
17 Zbigniew Doda MI Polonia 8  
18 Heinz Lehmann MI RFA 7,5 73.00
19 Robert Graham Wade MI Inglaterra 7,5 68.25
20 Eldis Cobo Arteaga   Cuba 5,5  
21 Francisco José Pérez Pérez MI Cuba 4 38
22 Gilberto García Cuba 4 34.75

Leyenda:

  • S.B: Sistema de desempate conocido como Sonnenberg-Berger.
  • RFA: República Federal Alemana.
  • RDA: República Democrática Alemana.

Deja un comentario

Your email address will not be published.