Dic 04 2016

Ajedrez por Correspondencia: pasado, presente y futuro

Favorita de los monarcas en la edad media, esta milenaria modalidad de practicar el juego ciencia continúa siendo la distracción preferida de millones de personas en todo el mundo.

El ajedrez por correspondencia, también denominado postal o a distancia, consiste en la práctica del juego cuando los adversarios no se encuentran físicamente en el mismo lugar y utilizan diversos medios de comunicación para transmitirse las jugadas.

Este pasatiempo tiene grandes ventajas: los practicantes pueden participar desde su propia casa o desde la oficina donde trabajan, permite un intercambio con personas de diversos lugares y culturas, y lo más importante, sirve de puente a la amistad y fraternidad entre los seres humanos y los pueblos.

La evolución de las comunicaciones, desde los mensajes en carruajes de caballo, pasando por el telégrafo, el ferrocarril, la aviación y por último la internet, han matizado el ajedrez a distancia a lo largo del tiempo e indudablemente, con el desarrollo acelerado de la informática, los programas de juego ajedrecísticos constituyen un factor a tener en cuenta en cuanto al ajedrez postal competitivo.

Como se conoce, el hombre perfecciona cada día más el nivel de juego de estos programas, sobre todo mediante el aumento de la capacidad y velocidad de cálculo de los mismos, al punto de resultar extremadamente difícil, para no decir imposible, derrotarlos. En el enfrentamiento hombre-máquina, la balanza se inclina para esta última.

Por lo general, en las competiciones de ajedrez postal, los participantes no tienen prohibido el acceso a todos los adelantos informáticos, entiéndase libros, bases de datos y por supuesto, programas de juego. Así, pueden hacer uso de esas herramientas en sus partidas.

Teniendo en cuenta que esos programas, como por ejemplo, Komodo, Houdini o Fritz, por sólo citar tres de ellos, se encaminan cada vez más hacia la perfección ajedrecística, muchos pronostican la muerte de esta modalidad deportiva. Pero, ¿Es realmente así?

Si bien los programas calculan millones de posiciones por segundo, almacenan y utilizan de su memoria también millones de partidas con ultramodernos métodos para calcular y tomar decisiones, todavía no agotan todas las posibilidades (¿infinitas?) que existen dentro del juego de ajedrez, reconocido como el más científico de todos.

Cierto es que en el ajedrez postal actual, con todos esos avances de la ciencia, se observa una mayor tendencia hacia la partida tablas, aunque  la máquina, al igual que el ser humano, también se equivoca, permitiendo las victorias y derrotas.

Muchos detractores del ajedrez a distancia alegan que actualmente los jugadores no piensan por sí  mismos sino que repiten mecánicamente las jugadas recomendadas por la máquina, convirtiéndose en autómatas. Para ellos el juego ha dejado de ser creativo.

Los defensores opinan que los avances informáticos coadyuvan al perfeccionamiento de las partidas, otorgándoles una calidad más alta, y que el jugador puede continuar dando prioridad a sus propias ideas. Aprecian el ajedrez postal como un instrumento para hermanar a personas y pueblos.

Y usted, ¿qué opina sobre esta polémica?

Datos del autor en la página: http://www.ecured.cu/index.php/Enrique_Ferreiro

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • enrique on 15 diciembre, 2016 at 7:19 pm
    • Responder

    el blog esta bueno sigue asi

    1. Ok, espero sugerencias para mejorar

    • Anónimo on 15 diciembre, 2016 at 6:56 pm
    • Responder

    este blog esta bueno

    1. Gracias, espero mejorar la cantidad y calidad de los materiales

Deja un comentario

Your email address will not be published.